.

.

martes, 22 de noviembre de 2011

Respice post te, hominem te esse memento


     “Mira hacia atrás y recuerda que sólo eres un hombre”, susurraba a los generales romanos victoriosos un esclavo durante sus desfiles triunfales por Roma, y eso es lo que le decimos a Mariano Rajoy en este día.

     Y recuerda, ¡oh Mariano!, el auge y caída del Imperio Zapatético:  le sobaron tanto el lomo que se creyó El Mesias, transformándose de bobo a secas en botarate. Al menos el bobo a secas es consciente, en algún momento de lucidez, de su ineptitud e intenta rodearse de gente inteligente; el botarate, simplemente, observa revolotear las moscas y busca gente más cretina que él.  



Estamos en el año 0 después de Zapatero. Toda la Hispania está ocupada por los romanos... ¿Toda? !No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre  al invasor. Y la vida no es fácil para las guarniciones de legionarios romanos de los campamentos fortificados...



lunes, 14 de noviembre de 2011

Aullidos






     ¿Saben Vds. quien era Karl Friedrich Louis Dobermann? ¿No? Bueno, nosotros hasta hace unos cinco minutos tampoco, así que no se sientan avergonzados por su inopia. Veamos... este buen señor, teutón para más señas, allá por mediados del siglo XIX se dedicaba a una profesión de alto riesgo, en concreto recaudador de impuestos, y además estaba pluriempleado de vigilante en una perrera.  Ante el temor que los indignados de la época le birlaran la bolsa para repartirla entre los menesterosos, pensó que lo mejor era acompañarse en sus visitas coercitivas de un perrazo bien bestia. Pero, ¡vaya por Dios!, no le satisfacía ningún chucho de los disponibles en el hotel perruno y, cual doctor Frankesteín veterinario, decidió inventarse una nueva raza. Que si un cacho de boyero por aquí, que sí un trozo de pinsher por allá, unas gotitas de un pulguiento manchester terrier... y ¡está vivo!, obtuvo un valiente, cariñoso, vivaz, decidido y elegante animalillo...  ¿Pepe Blanco?, pues no, nos referimos al dóberman, bestia parda que con el tiempo se convertiría en máscota y símbolo del PSOE en periodo electoral.

     ¿Cariñoso y vivaz? pues lo sería antes de pasarse unos años encerrado en la caseta modelo Snoopy que tienen instalada en la terraza de Ferraz. Y aunque las malas lenguas comentan que han sacado a pasear al bicho para tener un sitio donde esconder a Zapatero, lo cierto es que salió de estampida  y hecho un búfalo esquizofrénico, dispuesto a no dejar peroné sin mordisquear. Primero le ofrecieron a olfatear un calcetín sudado de Aznar, luego unas enaguas (muy picantonas, por cierto) de Esperanza Aguirre y parece que el condicionamiento previo funcionó. Después le pegaron en la cabeza con un yunque envuelto en la desgastada toga que utilizaba Baltasar Garzón en los tiempos del GAL y como un meteoro se fue la fiera corrupia a miccionar en el quicio de la entrada de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo; ya se sabe que los cánidos son animalejos territoriales y les gusta marcar las zonas que considera de su propiedad.

     Pero los años de encierro parece que le han vuelto un poco mostrenco y ya no se contenta con hacer presa en el tobillo de las altas instancias judiciales. Recientemente fue visto en Lugo lanzándose a la yugular de la juez que instruye un asuntillo de gasolineras, primos y pastillas para la tos. Que dicen que esta señora "tenía que haber remitido lo de Pepe Blanco al Supremo una vez pasadas las elecciones"; "que existe una motivación electoral"... ¡Ja!, Lo que no le apetece a la instructora es que, de repente, el teléfono tenga unas extrañas interferencias o encontrarse la cabeza decapitada de un caballo entre las sábanas al levantarse una mañana. Que lo de encerrar a los compañeros en el cuarto de baño para hacerse con  una determinada causa y darse pote no suele ocurrir en los Juzgados de Instrucción, todo lo contrario, el marrón hay que quitárselo de encima cuanto antes: ¿que se encuentran motivos para inhibirse?... pues auto al canto; que se trata de una criatura aforada... pues exposición razonada al Supremo.

     Y en  menos tiempo del que tarda don Valeriano en fabricar 1000 parados más, ya tenemos a la alimaña plantada ante los Juzgados de Sevilla. Y, maravillas de la vida animal, ¡el bicho sabe idiomas!:  en vez de ladrar... ¡rebuzna! La destinataria de la serenata asnal resultó ser la instructora de caso merienda de negros, también conocido como ¡jubílanos a tooos,  Arfonso!  Entre rebuzno y rebuzno parece decir:  "incluso hay una relación fuerte personal entre la jueza y el actual alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que eran compañeros y dicen que algún expediente en común tuvieron"... ¿expediente? ¿a que se refiere? ¿quiere decir lo que que todos imaginamos que quiere decir? ¡Córcholis!, como ese perraco oligofrénico se  muerda la lengua se envenena. Sólo le ha faltado decir que tiene pinta de pija.


     Y para finalizar, Sres. propietarios del perro feroz ¿no saben Vds. que es de buena educación recoger las  deposiciones que dejan los chuchos en las aceras?...  ¡Pues ya pueden ir alquilando un bulldozer! 


lunes, 7 de noviembre de 2011

El Club de la Comedia




  Pepe Blanco invita a varias viejas glorias del PSOE a bañarse en la piscina de su chalezuco de las Rozas para relajarse de la campaña electoral  y les dice que es mágica, porque el agua se convierte en lo que pidas.

  Felipe González sube al trampolín, pronuncia la palabra ¡champán! y, antes de tirarse al agua, ya se ha convertido esta en champán. Alfonso Guerra sigue al expresidente. Una vez en el trampolín medita un rato y aulla con fuerza ¡whisky!, justo antes de pegar el salto del ángel y bañarse en malta.

   Enseguida avanza por la tabla Zapatero con el nervioso trotecillo de una cría de caribú, brinca adoptando la postura yoga que abre el chakra manipura y ronronea ¡agua del Ganges!... ¡zas!, ya le tenemos realizando abluciones como un yogui.  Luego le toca el turno al candidato Alfredo Pérez Rubalcaba; sube sonriente al trampolín, pero resbala y grita ¡MIEEEEERDA!...  justo antes de caer en la piscina.

¿Moraleja?...


Este chiste se contaba siendo Felipe González presidente del Gobierno y el protagonista del resbalón era el ministro de AAEE Morán, del que se contaban cientos de chascarrillos similares.




lunes, 31 de octubre de 2011

Amiguiño del alma.








¿Hueles eso?...  ¿lo hueles primo? ¡Que delicia oler diesel superplús por la mañana antes de entrar al brithis council! Nada en el mundo huele así.

Aquella gasolinera olía... a 200.000 boniatos al horno.



martes, 25 de octubre de 2011

De subastas, hipotecas o el arte del pegote.

    


 En nuestra seráfica inocencia y ocupados en alimentar la caldera de la nao justiciera o limpiar la sentina, se espera que los lores del almirantazgo legislativo, cuando toca remendar las jarcias procesales o calafatear el casco normativo, se tomen su tiempo y no se comporten como filibusteros abordando galeones a cañonazos.

   ¿En cuantas ocasiones han oído Vds. decir al actual equipo ministerial y comparsas eso de  "no hay que legislar en caliente"? Unas cuantas, sin duda, sobre todo cuando el asunto les toca la fibra enrollada-super-guay  (campañas, por ejemplo, contra la benignidad de la Ley del Menor en delitos muy graves, provocan que se les tensen los esfínteres como la membrana de un tambor). Y puede que tengan razón, pero claro, cuando el "clamor popular" sopla desde barlovento en vez de sotavento les falta tiempo para cocinar una menestra legislativa que calme las "legitimas aspiraciones de la ciudadanía".

     Recordarán nuestros doctos lectores que el pasado mes de julio el IGM (El Increíble Gobierno Menguante) remitió a la imprenta del BOE un decretazo bajo el nombre estelar de Real Decreto-ley 8/2011, de 1 de julio, de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios, de control de la mortadela y cancelación de pufos con empresas y autónomos contraídas por las entidades locales, de fomento de la actividad empresarial e impulso de la rehabilitación y de simplificación covachuelera. ¿Y como se concretan esas ayudas a los hipotecados exprimidos? Pues, amén de ciertas ventajas en caso de sufrir embargo de sueldo,   sí en la subasta de la vivienda hipotecada no puja nadie la entidad bancaria depredadora se la puede adjudicar por el 60 por ciento del valor de tasación y no por el 50 como venía siendo hasta ahora. Vamos, se modificaban los artículos 670 y 671 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (donde ponía 50, ahora pone 60).

    Chachi piruli ¿no? ¡Pues no! Porque los articulitos de marras son de aplicación a todo tipo de subastas de inmuebles,  ya se trate del chalezuco embargado a un mafioso en un asunto penal, la ejecución  hipotecaria de uno de los veinte pisos que compró un especulador en la cresta de la ola inmobiliaria o de una nave industrial dedicada a la cría y engorde de ganado porcino y, por tanto,  les beneficia igualmente  el nuevo porcentaje del 60 por ciento.

   Puede que haya razones técnicas o legales que lo impidan pero una duda teológica nos asalta: Sí la idea era  beneficiar a las criaturas que no pueden hacer frente a la hipoteca de su vivienda habitual ¿no podrían haber dejado los vapuleados artículos con la misma redacción y simplemente añadirles un párrafo del tipo "En el caso de subastas de bienes inmuebles hipotecados que constituyan la vivienda habitual...",? o mejor aún, incluirlo en el Capítulo V, del Título IV, Libro II, "de las particularidades de la ejecución sobre bienes hipotecados o pignorados", arts. 681 y ss.

   ¿Y como se arregla el desaguisado? Pues reflexionando con las nalgas y desechando el cerebelo para tal menester, naturalmente. Aprovechando la Ley de 37/2011, de 10 de octubre, de agilización procesal, se añade una ¡disposición adicional! a la LEC que establece que, en el supuesto de no tratarse de subasta de vivienda habitual, el porcentaje por el que se puede adjudicar el inmueble el ejecutante, caso de no haber postores, es el 50 por ciento. ¡Cáspita!, como estaba antes.

     La cosa queda así:  El articulado de la Ley recoge la subasta para un caso particular (inmueble que constituye la vivienda habitual, aunque, curiosamente, ha desaparecido cualquier mención a "hipoteca", que se supone que era lo que motivaba la reforma); y esta particularidad hay que adivinarla por ciencia infusa, ya que no se especifica en ninguna parte. Bueno, sí... si tienes una edición actualizada de la Ley con una nota bien gorda al pie del artículo que diga "¡Ojo!, para no cagarla, ver disposición adicional sexta".


     Y para acabar, es de suponer que para poder celebrar la subasta deberá estar acreditado sí el inmueble constituye la vivienda habitual del deudor, concepto este que puede resultar algo gaseoso. Nos dirán Vds. que si lo que se subasta es, siguiendo con el ejemplo que expusimos anteriormente, una nave dedicada al negocio porcino no hay duda, pero ¿y si el señor es un enamorado de los gorrinos y le gusta vivir allí?; ¿y cuantos meses al año? ¿Y quien tiene que acreditarlo? Al banco ordeñador no le interesa; ¿El moroso?... ¡pero si no suele aparecer por el Juzgado a dar los buenos días! ¿El Juzgado de oficio?  ¿y como se acredita? ¿el padrón municipal? ¿los consumos de agua y luz? ¿el testimonio de una vecina cotilla?... ¡pues vaya agilización procesal!




 Una colaboración de El Pobrecito Tramitador.


Presentación por  el Sr. Ministro de la nueva Ley
de Agilización Procesal

sábado, 22 de octubre de 2011

¿Mahatma Gandhi o Neville Chamberlain?











...la historia lo dirá.



viernes, 14 de octubre de 2011

Stop Desahucios... ¡Jah!



No sabemos si los miembros de Stop Desahucios son aficionados a leer el Boletín Oficial del Estado, pero si les ha dado por echarle un vistazo al ejemplar publicado el pasado día once a más de uno se le habrán caído los zaragüelles o las rastas a los pies.


¿Que no les gusta el desahucio express?... ¡pues toma desahucio súbito!

Estamos hablando de las modificaciones que introduce la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de agilización procesal en los artículos que regulan el procedimiento de desahucio por falta de pago del arrendamiento y que, para no variar en la égida Caamaño, supone una nueva chapuza.

Debemos confesar que hemos necesitado la ingesta de  un par de tazas de tila para poder desmenuzar el farragoso y ciclópeo artículo 440 de la LEC en su nueva redacción. Básicamente, y dejando al lado enervaciones, erecciones y otras hierbas, se supone que inicialmente, además de citar al inquilino moroso para una vista, señalar la fecha de lanzamiento y citarle para que comparezca seis días después de celebrada aquella para notificarle la sentencia, se añade la de requerirle para que que en el plazo de diez días se marche con viento fresco, suelte la mortadela que adeuda o se oponga, amén de otro montón de apercibimientos.

¿Que no se opone o no cumple el requerimiento?... decretazo del secretario terminando el juicio y su inmediato lanzamiento (¿en la fecha que se señaló al principio o en otra? ¿se considera resuelto el contrato?), así como traslado al demandante para que inste la ejecución.

O sea, que si no se opone, no hay vista ni gaitas, en diez días se ha terminado todo y sin necesidad de notificaciones posteriores.

También se establece que si el fulano se larga, el secretario lo hará constar... ¿y como coño se va a enterar el secretario de que se ha marchado? La gente que abandona una vivienda en estas circunstancia no suele mandar una tarjeta postal al Juzgado despidiéndose, así que ya me dirán Vds.

En fin, esta es nuestra interpretación como miembros de la  infanteria procesal, que quizás lo hayamos entendido todo del revés. Y sí nosotros tenemos dudas, imagínense lo que se va a enterar el pobre inquilino cuando reciba este galimatías... como sí está en chino (salvo que se trate de un chino, claro)

En próximos días seguiremos analizando otras modificaciones agilizadoras para instrucción y deleite del personal.


miércoles, 12 de octubre de 2011

¡Volveré!




No se si sabrán Vds. (y si no lo saben, nosotros se lo contamos) que hasta hace poco los jueces y fiscales que pescaban una canongía y colgaban provisionalmente la toga, pasaban a la situación de “excedencia  voluntaria”, lo que supone que no tenían garantizada la vuelta a su antiguo puesto ni  contaba el tiempo de mamancia a efectos de antigüedad, ascensos y demás.

Pues bien, el pasado día 23 de Septiembre se publica en el BOE la modificación de la LOPJ por la que se establece que la situación de fiscales y jueces cuando sean nombrados para cargo político o de confianza en virtud de Real Decreto o Decreto autonómico, o elegidos para cargos públicos representativos en el Parlamento Europeo, Congreso de los Diputados, Senado, Asambleas legislativas de las Comunidades Autónomas o Corporaciones locales, será la de “servicios especiales”. O sea, que el tiempo que pasen en los verdes pastizales del politiqueo estatal o aferrados al alpiste autonómico les computará a efectos de antigüedad y garantiza regresar al puesto que ocupaban antes del pelotazo.

Y para que no se diga, la norma se establece con carácter retroactivo ¿Y adivinan quien ha sido uno de los primeros que se ha apuntado al carro sin dar tiempo a que se seque la tinta de la Ley? El BOE del pasado día 8 nos sacará de dudas:

Vista la solicitud formulada por don Mariano Fernández Bermejo relativa a la  modificación de su situación administrativa y de conformidad con lo dispuesto en el  apartado 6 de la disposición transitoria octava de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio,  del Poder Judicial, modificada por la Ley Orgánica 12/2011, de 22 de septiembre, que tuvo entrada en vigor el 24 de septiembre de 2011, Este Ministerio ha resuelto declarar en situación de servicios especiales en la Carrera  Fiscal con efectos del día 12 de febrero de 2007 a don Mariano Fernández Bermejo,  Fiscal de Sala del Tribunal Supremo, que por Orden JUS/552/2007, de 7 de marzo, fue  declarado en situación de excedencia voluntaria en la Carrera Fiscal por la causa prevista  en la letra f) del artículo 356 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, situación en la que se  encontraba en la fecha de aprobación de la Ley Orgánica 12/2011, de 22 de septiembre. 

Efectivamente, nuestro héroe no figura en las listas del PSOE postzapateril  para las próximas elecciones y volverá a la Fiscalía del Supremo pero, con tan oportuna reforma,  sus años de energúmeno ministerial, a los que hay que sumar el tiempo que ha ejercido de marmolillo peatonal en el Congreso, encima tienen premio. Nuestro más sentido pésame a los funcionarios de la Fiscalía del Supremo en particular y a la Administración de Justicia en general.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Codornices

Captura de pantalla de la edición digital de EL PAÌS a las 18:32 horas del 21/09/2011:

el país
POLÍTICA

El tribunal decide por unanimidad revocar el caso Faisán por falta de indicios

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decide por unanimidad que no hay indicios suficientes para calificar los hechos como ayuda a la banda terrorista

Decide remitir el caso a Irún para que sea juzgado por revelación de secretos


Captura de pantalla a las 20:55 horas:



el país
POLÍTICA
EL SUPUESTO CHIVATAZO A ETA

El tribunal devuelve al juez Ruz el caso Faisán por falta de indicios

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revoca el procesamiento de la cúpula policial por falta de indicios sobre los autores del "chivatazo"




¡Ostras Pedrín!, o El País tenía un topo en el Pleno de la Sala de lo Penal de la AN con un alto grado de impregnación alcohólica o les han podido las ganas de salvar el epicentro de las nalgas a Alfredopepunto.

Desde aquí proponemos  la creación de un juzgado de instrucción y otro de lo penal en la isla del Perejil o en Las Chafarinas para enjuiciar cualquier asunto con la más mínima trascendencia política... allá en el quinto pinto, alejados del mundanal ruido y rodeados de cabras.



lunes, 30 de mayo de 2011

Y el Verbo se hizo carne...



(Ap. 8:7) El primer ángel tocó la flauta, y hubo primarias.... de uno sólo, como la flauta de Bartolo.

domingo, 17 de abril de 2011

Los casos del Inspector Pomeroy: El armario

8.30 horas AM. Ceferino, vigilante de seguridad  de los Juzgados de Sevilla, descubre horrorizado a su compañero Melquiades inconsciente en los servicios de señoras. Un tomazo de jurisprudencia del Tribunal Supremo parece ser el arma utilizada para dejarle K.O.

8:35 AM. Pistolón en ristre, recorre las dependencias judiciales. Observa algo extraño en el  armario donde se custodian  las actas del Gobierno Andaluz. Tras diez minutos de minucioso examen, se da cuenta que ha sido sustituido por el embalaje de un frigorífico no-frost. Ni rastro de las actas.

8.45 AM. Se procede al  visionado de  las grabaciones de las cámaras de seguridad sin resultado positivo: sólo contienen un espeluznante publireportaje del Ministerio sobre la Nueva Oficina Judicial.
....
     El inspector Valdemar Pomeroy, sospechando que el sillón pueda estar envenenado, lee el informe sentado en la posición del loto sobre el escritorio del despacho de la magistrada de Instrucción nº 6. Previamente ha recorrido las oficinas y observado a los funcionarios, semiocultos tras columnas de coloreados expedientes.

     -¡Humm!... he de reconocer que para resolver este enigma lo primero fue plantearme la clásica cuestión de ¿a quién beneficia el escamoteo? Resulta obvio que la banda del gobierno gazpachuelo sacaría unos buenos réditos del escándalo. ¿No se había alcanzado el pacto de no examinar las actitas hasta que resolviera el entuerto el Tribunal de Conflictos Jurisdiccionales?  Sería la excusa perfecta para acusar a la Juez de estar untada por el clan de los caraculo, más conocidos por los bocanegra. Eso tiene sentido. Sería una buena campaña de desprestigio. Sobre todo tras advertir que la cabeza de caballo que habían depositado en un cajón del escritorio de la magistrada no había surtido los esperados efectos disuasorios

     “Por otro lado, el gang de los caraculos también saldría beneficiado si se divulgara el contenido de las actas. Sería un bombazo leer en los medios como los gazpachuelos seguían inyectando montones de pasta (y no de macarrones precisamente) en los ERE´s a pesar de las advertencias de los interventores sobre el cachondeo en la gestión. Por no hablar de los chistes que se contaban sobre Zapatero en las juntas de gobierno.

     “Sin embargo, una simple observación de la oficina me ha convencido que la respuesta es mucho más sencilla. Mi amplia experiencia me dice que en los Juzgados y Tribunales por un quitagrapas se difama, por una silla ergonómica se vende a la madre, por una mesita auxiliar se mata… ¿que no se hará por una hermosura de armario como el que ha desaparecido? Efectivamente, algún funcionario debió enloquecer al contemplar la apetecible pieza de mobiliario y decidió embargarlo,  nombrandose así mismo depositario. Yo apuesto por el tramitador calvo y tez grisacea que se sienta al fondo a la derecha. ¿No han observado lo despejadita que tiene la mesa? ¡Sí hasta se le ve la cabeza! Eso significa que ha encontrado la manera de tener guardados los  expedientes en algún sitio y no apilados sobre el escritorio o desperdigados a su alrededor… ¿y que mejor lugar que esa pocholada de armario? Lo habrá camuflado de alguna manera; puede que le haya cambiado el color pintándolo con un rotulador Edding 3000 permanente, quizás envolviéndolo en posters de gatitos.

    “En cuanto a las actas… seguro que les habrá prestado la misma atención que a un informe pericial de parte; estarán en algún polvoriento rincón de los archivos o puede que una dependencia donde no vaya nadie. Yo miraría en la biblioteca.

martes, 12 de abril de 2011

Descargando archivos en la oficina

jueves, 7 de abril de 2011

Tres años después

     Con menos pelo en nuestras cabezas, volvemos a publicar nuestro número de hace tres años. ¿Que tiene de particular la fecha?... ¡Que los jerifaltes de la cosa funcionarial de CCOO y UGT nos vendieron por un plato de lentejas¡ (unas lentejas, suponemos, del tamaño de sandías) ¿Ya lo habéis olvidado, mendrugos?



Ávila, 08 de Marzo de 2008

LA HUELGA HA TERMINADO.
GANADOR POR K.O. TÉCNICO: LOS ALEGRES HUELGUEROS.

El Ministro en Funciones y otros dos se lo pasan bomba firmando el acuerdo.

Y eso que al Sr. Ministro le salvó la campana, tocada al unísono por los ínclitos Segarra y Lacuerda, de besar la lona.

Si señor, han vencido los Funcionarios porque, a pesar del tongo final que les aguó un poco la fiesta, han alcanzado razonablemente bien sus objetivos económicos, los descuentos se realizarán de forma flexible y es de esperar que se pueden compensar con los complementos para recuperar el atasco producido. Y sobre todo, han sido los ganadores porque frente a la chulería, el desplante y el juego sucio, han actuado con sosiego, buen humor, solidaridad y dignidad. Porque frente a las amenazas y coacciones, han resistido dos meses sin fisuras y sin necesidad de obligar a nadie a continuar, respetando de forma escrupulosa la Ley (sí, esa misma que el Sr. Ministro se jacta de cumplir “cuando toque la jugada”); cumpliendo, mal que le pese al Gran Felón, los servicios mínimos establecidos y no perturbando el trabajo de los bellacos. Han triunfado porque han dejado en evidencia la incoherencia, incapacidad y burrez del Sr. Fernández Bermejo…en definitiva le han pegado una buena patada en el trasero.

La gran holganza, como diría nuestro súcubo colaborador, ha terminado y sólo nos resta decir a los Alegres Huelgueros… ha sido un placer huelgar con todos vosotros.

¿Y al Gran Felón?... DIMITA VD., tenga un poco de vergüenza torera.

¿Y a los bellacos?... Vosotros os lo habéis perdido, tontos.

¡ESTA LA HUELGA LA HEMOS GANADO!


martes, 5 de abril de 2011

El legado del Zapaterato: El albúm privado de ZP


 
Jurando el cargo de presidente. Estuve dudando entre un uniforme de brigadier de húsares o este; Al final opté por el segundo, para dejar bien claro desde el principio que mi presidencia era la presidencia del amor.


Mi primer Gobierno... ¡Jo, como nos lo pasábamos!




La Primera boda gay: el que lleva plumas en la cabeza y una flor en la mano se llama Tiburcio y es estibador portuario.



Este señor  no recuerdo si es un sindicalista, un consejero de Caja de Ahorros o un empresario... ¡anda, no! ¡que es uno de mis asesores económicos!

 ¡Otra boda gay!


La Alianza de Civilizaciones




El Cheque bebé.




 La economía sostenible. Me contó Sebastián que desde Móstoles a Albacete no gastó un sólo litro de gasolina. Sólo un par de bocadillos y unas cañas de cerveza. ¡Viva el progreso!




La Ley de Igualdad. Una monitora de la brigada antipatriarcal enseña a un machista recalcitrante a ser un señor como Dios manda.



El proceso de paz. Veo en el reverso de la foto que a este negociador de la banda aizkolari le llamaban el T-4. Supongo que será por el personaje de la película esa de Terminator, ¿no?




Dinamizando el parlamentarismo




¡Esta Chacón!, de esta guisa pretendía pasar revista a las tropas. Al final conseguí que se pusiera un smoking.



Otro pedazo de paz.



Ana Belén cantando ahí está, ahí está, la ceja primordial...





Este chaval es Roberto, un amigo de  las nenas.




Los puntuales problemillas económicos se metamorfosean en crisis de aupa. Intentado cocer con jumilla a la Merckel para que me compre deuda soberana.



¡Toma contención de sueldo a los funcionarios! Eso sí, el corte se debe hacer justo cinco centímetros por debajo de la nuez.



El pensionazo. ¡Hum!... intuyo que este venerable anciano no nos votará en las próximas elecciones.



La reforma laboral. Reciba Vd. sus trabajadores en cómodos packs y envasados al vacio




¡Jope con Celestino! ¡como se puso cuando alcanzamos los 4.000.000 de desempleados! A punto estuvo de provocar un accidente, el muy lelo.


¡Sonsoles!... ¿Quién coño ha puesto en mi album una foto de Aznar?



La nena pequeña antes de hacerse funeraria: Llamando a Rajoy gilipollas por el teléfono. ¡Que rica!



De  incógnito con Alfredo en Saint Tropez.





 Dándome de hostias con los mercados.



 ¡ EMPIEZAN LAS PRIMARIAS PARA ELEGIR CANDIDATO!




jueves, 31 de marzo de 2011

Restricciones mentales.

  













     Al calorcillo de los últimos acontecimientos de rabiosa actualidad (del reparto de botijos en la Tripolitania a  las mentirucas sobre el regateo con los chicos de boina y bomba) es habitual aplicar al Zapaterato,  y por extensión a cierta izquierda exquisita que hace la ola, reparte bizcochos y  peina las cejas, la máxima marxista  (de Julius, no de Carlos) “estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros” Craso error. El régimen tiene unos sólidos fundamentos éticos y morales adquiridos en las más reputadas asambleas preuniversitarias, en la inagotable fuente del maletín ideológico de la señorita Pepis, la autobiografía de Toro Sentado y la música de Supertamp y, por tanto,  la razón de sus movimientos pendulares y trolas de speaker tombolero  han de tener otra explicación.

     Nosotros apostamos porque la estricta aplicación del principio de jerarquía normativa  y un disciplinado uso de la restricción mental, justifican satisfactoriamente la conducta del zapaterismo global.

     Respecto a lo primero, sí tenemos en cuenta que en la cúspide del corpus legal zapateriano se ubica la Ley del Embudo, no creemos necesario más explicaciones. En cuanto a la restricción mental, es decir, el  acto de anfibología al que ya los comentaristas de santo Tomás  del siglo XVI y lo casuistas posteriores… ¡Humm!, quizás sea mejor dejar de lado al Tomás ese y a los causagaitas  y recurrir a  un sencillo ejemplo para comprender en que consiste.

     Imaginemos un adolescente español de la prehistoria (es decir, de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo) que estudia en un colegio de curas y le toca pasarse por el confesionario. Nuestro protagonista acaba de ver Gilda en el Cinema y aún se encuentra frenético por la contemplación de los despampanantes omóplatos de la estrellaza del celuloide mientras ronronea eso de  put the blames on Papes, boy. Don Aniceto, el cura, primero le pregunta por asuntos banales y el zangolotino no tiene problemas en confesar los pecadillos veniales, pero como el pelota de Ramírez se ha chivado de su excursión cinematográfica,  el mosén enseguida inquiere sobre pensamientos libidinosos y demás asuntos de la entrepierna, hasta finalizar con un gélido "¿y te has tocado?..."  entonces es cuando nuestro héroe aplica la restricción mental: el señor cura me pregunta si YO me he tocado… quien ha realizado los movimientos sicalípticos-manuales ha sido la chacha del sexto izquierda,  a cambio de una cajetilla de Chesterfield y unos pantys de naylon… ergo… le puedo contestar al señor cura, en estricta respuesta a su pregunta, sin faltar un ápice a la verdad y sin cometer pecado mortal, que YO NO me he tocado.

     Pues esta depurada técnica es la que lleva aplicando con gran éxito de crítica y público la criatura antes conocida como ZP y acólitos para soltar trufas del tamaño de rinocerontes sin que se les mueva un músculo. Pajas mentales, en definitiva.


jueves, 24 de marzo de 2011

Los casos del Inspector Pomeroy.



    El Inspector Valdemar Pomeroy era un tipo concienzudo. No se llega a dirigir la brigada operativa de asuntos  covachueleros tocando el ukelele y viendo crecer el césped.

     Durante dos horas recorrió a cuatro patas el suelo del despacho, escrutó cajones y se deslizó por encima de los armarios,  recogiendo pelos, oxidados clips, pos it arrugados, bolas de pelusa, virutas de lápices y otros variados restos de actividad oficinesca que, con sumo cuidado, guardaba en bolsitas de plástico dotadas de cierre zip.

     Ahora, sentado tras el escritorio, contemplaba embelesado el vuelo rasante de una mosca; súbitamente exclamó:

˗ Rosendo, que entren todos los soplagaitas de… ¿cómo dijo que se llama ahora este negociado?

˗Servicio Común de Ordenación del Procedimiento ˗dijo el agente Rosendo con cara de aburrimiento y haciendo el gesto de agitar un cencerro.

     El grupo de funcionarios se apelotonó contra una de las esquinas de la habitación como un equipo de rugby presto a formar una melé; silenciosos, mirando de reojo y gesto de espanto al Secretario-Director del SCOP. Este se encontraba despatarrado y boca abajo sobre la alfombra de color melocotón que cubría parcialmente el suelo del despacho.

˗ ¡Bien! ˗dijo el inspector Pomeroy fulminando con la mirada a los chupatintas ˗¿quién ha sido el listo que encontró el fiambre?

La falange funcionarial se apelmazó aún más si cabe contra la pared dejando en tierra de nadie al gestor Bermúdez.

˗Empiece a darle a la lengua, amigo ˗ordenó el inspector .

˗Pues mire Vd., me disponía esta mañana a tramitar un expediente  de prorrateo a la cuenta la vieja y amojonamiento ad quem, cuando me asaltó una duda; ¿se hace primero el prorrateo y luego el amojone o primero el amojone y después el prorrateo? ¿o ambos simultáneamente? ˗explicó Bermúdez con voz de cornetín de órdenes y continuó  ˗ así que vine al despacho a pedirle asesoramiento al señor secretario, piedra angular de este servicio; estaba tumbado sobre la alfombra, pero como era un poco excént…

˗ ¿Era?, por que dice era ˗le interrumpió Pomeroy al tiempo que pegaba un brinco sobre el escritorio  ˗¿sabe Vd. algo que yo no sepa? ¿seguro que sus dudas no se referían a un procedimiento de protocolización litisconsorcial de tracto a trompicones?

˗ ¡Hombre!  Es que ahora le estoy viendo de cuerpo presente!, pero en aquel momento supuse que le había entrado un soporcillo y se estaba echando una siesta ˗contestó rápidamente el estatutario ˗Intentando no hacer ruido para no molestarle consulté el ejemplar de  la “guía rápida de tramitación para cenutrios” que guarda en el cajón del escritorio, debajo de la caja de puros,  y solventadas mis dudas de índole procesal me dispuse a volver a mi puesto de trabajo.  

˗ ¿Y no notó Vd. nada raro?

˗En un principio no. Pero cuando observé  que no reaccionaba, después de diez minutos pateándole los riñones, y que  parte de su masa encefálica estaba colgando del perchero, empecé a sospechar que algo malo pasaba ˗concluyó Bermúdez dando un suspiro.

˗ ¿Y el trabuco naranjero que está junto al cadáver?

˗ ¡Ah!, eso ˗respondió con gesto de sorpresa mirando en dirección del muerto ˗creí que era un saxofón.

     El Inspector Pomeroy se arrellanó en el sillón inclinando el asiento hacía atrás y cruzando los pies sobre el escritorio; al tiempo que encendía un puro así de gordo masculló entre dientes:

˗ Rosendo, majo, póngale los grilletes a este bandarra.

     Tras pegarle un buen par de chupadas al puro continuó diciendo:

˗ En realidad este pájaro no es el gestor Bermudez; se llama Peláez y es tramitador. El auténtico Bermúdez apareció fosilizado hace un par de meses en el depósito de piezas de convicción de un Juzgado de Albacete, dentro de una caja de cartón con calcetines Nike falsificados.  Todo comenzó hace unos cinco años, cuando Peláez  y Bermúdez coincidieron en la Audiencia Provincial de Burgos; por aquel entonces a Peláez se le conocía como el remachador y estaba metido en todos los fregados: tráfico de recursos, extorsión a procuradores, timbas clandestinas con provisiones de fondos,   insolvencias fraudulentas… el catálogo completo, vaya. ¿Que pasó  remachador? ¿con todo ese rollo de la nueva oficina judicial te entró el pánico?...

     "Supuso que con el expurgo de los procedimientos se descubriría el pastel… así que era hora de cambiar de aires. Fue una coincidencia que el pobre Bermúdez, atribulado por el  par de cuernos de ciervo centenario que le había colocado su mujer poco tiempo atrás,  participara  en el último concurso de traslados. Peláez decidió suplantarle. Lo despachó clavándole una grapa de las gordas en el entrecejo y escondió el cadáver en una caja de calcetines chungos intervenidos; de algún modo consiguió que el Juzgado se inhibiera de la causa a Albacete… y para allá que se fue la caja de calcetines con el difunto Bermúdez de regalo.  Con lo que no contaba cuando llegó a esta sede judicial era que el fenecido secretario Palomeque y Bermúdez se conocieran: ambos eran unos fanáticos seguidores de la saga de la guerra de las galaxias y habían coincidido un montón de veces en esos congresos freaks que se organizan ˗interrumpiendo su explicación señaló una fotografía enmarcada que colgaba de una de las paredes ˗ el fulano de la derecha es el Secretario Palomeque vestido de Obi Wan Kenobi y el de la izquierda el gestor Bermúdez con un disfraz de Chewaka…

     "Palomeque  decidió exprimir a Peláez como a un limón en vez de delatar la impostura, ¿por que creen Vds. que el supuesto Bermúdez es el primero en llegar a la oficina y el último en marcharse? ¿no es sorprendente que no haya disfrutado de un solo moscoso durante el último año? ¿quién compra  folios de su peculio cuando se acaban? ¿quién atende a los ciudadanos coñazos? ¿quién se encarga siempre de rellenar el botijo?... ¡¡el secretario te tenía cogido por los cataplines, remachador!!... Sin embargo el desencadenante de que se cepillara a Palomeque no fue el chantaje de que era objeto: La chispa fue la nueva auxiliar del Decanato, esa bomba minifaldera que responde al nombre de señorita Florinda, y que les tenía sorbido el seso a ambos. Cuando a primera hora  de hoy vio a al secretario sacando punta a los lápices de la señorita Florinda se volvió tarumba por los celos y le dio de baja en el escalafón metiéndole un clip envenenado por la oreja; luego, para despistar, le pegó un trabucazo en...

     En ese momento el difunto secretario Palomeque se levantó de la alfombra sacudiéndose  las pelusas del pantalón y se encaró con el inspector.

˗ ¡Pero que sarta de estupideces está Vd. diciendo! El gestor Bermúdez es un funcionario modelo, honra y prez de este servicio, ¡la honradez personificada! Lo que ocurre es que esto de la nueva oficina judicial es una filfa y me dije ¡a la mierda con todo!... y me volé la tapa de los sesos. ¿Y que sandez es esa de la guerra de las galaxias? Donde se ponga Strak Trek que se quite esa basura... por cierto,  en una cosa tiene Vd. razón… que la señorita Florinda está como un queso.

     Y tras decir esto, se volvió a tumbar en la alfombra color melocotón.

˗ ¡Desde el principio sospeché que el secretario Palomeque era el asesino! ˗exclamó con tono triunfal el Inspector ˗Sabía que era un soberbio y dándole un poco de carrete acabaría confesando… como así ha sido. ¡Otro gran éxito del inspector Valdemar Pomeroy!... Rosendo, deje libre a Peláez... digo Bermúdez... o como se llama el gaznápiro este; detenga al cadáver e instrúyale de sus derechos y luego se lo lleva al Juzgado de Guardia… ¿se sigue denominando así?... pues lo dicho, de cabeza al Juzgado de Guardia para que le sometan a un juicio ipso facto de esos… antes de que se ponga rígido.

                                                                               FIN

domingo, 20 de marzo de 2011

Antropología funcionarial y EREs.




     El modo de actuación de los diferentes tipos de funcionarios ha  suscitado un enorme interés en los pensadores desde los tiempos de Maricastaña. Es particularmente enigmática la habilidad de algunas criaturas funcionariales para desarrollar tareas complejas: grapar folios, poner sellos, tararear una canción, rellenar tampones con tinta, desgrapar los folios previamente grapados o sacar punta a los lápices; todo ello en el momento justo y con escaso o nulo aprendizaje previo. 
     
     Tales comportamientos se han estudiado desde dos perspectivas bastante diferentes, de hecho casi opuestas en sus planteamientos, que exponemos a continuación: o bien los funcionarios aprenden todo lo que hacen (enfoque conductista), o bien saben instintivamente cómo hacerlo (enfoque etológico).

Lo adquirido: los conductistas.

      Los partidarios más radicales de esta corriente sostenían que toda conducta funcionarial, incluida la llevarse los bolígrafos a casa o adquirir  compulsivamente hortalizas en horario de oficina, es aprendida; asimismo, creían que a los funcionarios en el momento de tomar posesión se les reblandecía el mesencéfalo, permitiendo que el azar y las experiencias escribieran sobre él sus mensajes.

     A finales del siglo XIX, el fisiólogo beluchistaní Miguel Strogoff descubrió el condicionamiento clásico mientras estudiaba los procesos digestivos del cafelito de media mañana. Comprobó que los funcionarios salivaban automáticamente con el olor de una taza de torrefacto e incluso se desmayaban ante un espumoso capuchino, dando una respuesta incondicionada a un estímulo incondicionado, para usar su terminología. Si sonaba la tuna interpretando clavelitos en el momento de mostrar la aromática taza, el funcionario comenzaba lentamente a asociar este estímulo, en principio irrelevante, con el café. Al cabo de un cierto tiempo, el sonido exclusivo de la tuna, sin mostrar la cafetera humeante a los funcionarios, en vez de provocar que todos salieran huyendo (como sería lógico)  provocaba la salivación.

Lo innato: la etología-

     Por el contrario, la etología sostiene que la conducta funcionarial es innata (instintiva). Es decir, está dirigida por una programación dada en sus genes que, si bien está presente en todos los individuos, sólo se activa en el momento de aprobar una oposición. Dicho de forma sencilla,  se trata de unas improntas genómicas  establecidas durante la gametogénesis, que se manifiestan al desencadenarse un proceso enzimático.
  
     De igual forma que los patos identifican nada más salir del cascaron a lo primero que se mueve como su madre, el individuo que accede a la condición estatutaria seguirá como un autómata lo que marque el reglamento, circular, ley o norma. Da igual que sea  inteligente o zote, diligente u holgazan, virtuoso o con la ética de una almeja; solo determinados estímulos (por ejemplo, un preceptivo certificado o una copia debidamente compulsada) le hará entrar en actividad; tal que un avispón que captura orugas gordas sin que nadie le haya instruido.

     
     Y si Vd., paciente lector, ha llegado hasta aquí, se preguntará ¿y esto que tiene que ver con los EREs?  Pues resulta que esta impronta del comportamiento funcionarial les pone de los nervios a los políticos que desembarcan en las covachuelas y explica la proliferación de tantas empresas públicas, agencias, institutos, fundaciones y demás establecimientos propicios para merendolas de negros.

     Si existe una Consejería de Empleo con sus direcciones generales, subdirecciones, secciones y negociados ¿por qué crear una agencia externa para gestionar, en este caso, los expedientes de regulación de empleo? ¡Pues porque aquellos están llenos de funcionarios cabezones! ¡Oh!, si, en determinados casos se consigue desprogramar a alguna criatura dándole una patada hacía un carguito de libre designación, incluso con efectos irreversibles si se acompaña de teléfono corporativo, tarjeta de gastos y chófer, pero aunque se puede enseñar a bailar la conga a una hormiga no es factible hacerlo con un hormiguero entero.

     Y así, dando loas a la diosa eficacia, quemando incienso en honor del dios de la flexibilidad, y haciendo genuflexiones a la ninfa inmediatez, se crea la oportuna APCT (Agencia Pro Colócanos a Toos). Seguidamente se atornilla a su cabeza a un buen montón de exconsejeros, excaldes, exconcejales o ex en general, a los que hay que premiar por sus servicios al partido y estos, a su vez, contratan a todo hermano, cuñado, suegro, yerno, concuñado o amigote de la mili que pase por allí. Y todos ellos con una cosa en común: no tener ni puta idea (administrativamente hablando) del negocio que se traen entre manos.

     Y es de admirar  la alegría con que distribuyen los millones que les toca administrar, sin funcionarios esaborios empeñados en poner trabas a la redistribución de la riqueza o interventores chinches y malajes obsesionados con facturas, disposiciones de gastos, justificantes, visados, certificaciones  y zarandajas burocráticas de toda índole.

     Finalmente, y para cerrar el círculo, siempre que se divide en porciones una tarta quedan migajas en el plato ¿no?, entonces,  ¿qué tiene de malo que las aprovechen unas mosconas gordas? Aunque, claro, si la tarta se corta con un hacha las migajas sobrantes pueden ser de un tamaño considerable… de ahí lo gordas que están las mosconas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...