.

.

martes, 23 de octubre de 2012

Esta tierra es mi tierra... por narices.


     5000 años de historia en tres minutos y medio.


 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Simpatía por el diablo

     

Apareció la policía y cuando me quise dar cuenta estaba metido en un juicio de charanga y pandereta en plena noche. La sala tenía el techo bajo y azulejos en las paredes, había un juez de guardia y enfrente de él un banco larguísimo con por lo menos cien tíos en fila (yo era el último). Entonces aparecieron unos policías porra en mano que empezaron a arrearles en la cabeza a todos los que estaban en la fila, a todos sin excepción. Y se veía que los tipos se lo esperaban, me dio la sensación de que era el procedimiento habitual. Yo era el último. Tom se había ido a por mi pasaporte y tardó horas en volver; cuando por fin apareció se lo restregué por las narices a su señoría ("Su majestad la reina exige"), pero ellos siguieron a lo suyo y le dieron unos mamporros al tipo que tenía justo al lado. Al cabo de noventa y nueve cabezas rotas, supuse que a mí me iban a dar también pero no fue así: El juez quería que identificara a los culpables entre los que ellos habían escogido, un puñado de sospechosos habituales, para presentar cargos contra ellos por haber destrozado el coche y provocado los disturbios, pero yo me negué, así que al final la cosa quedó en una multa de aparcamiento, un papel que había que firmar, dinero que cambió de manos e incluso así me tuvieron toda la noche retenido.

Así nos cuenta, en la muy recomendable autobiografia Vida (escrita en colaboración con  James Fox, Global Rhythm Press/Ediciones Península, 2010)), el Stone Keith Richards su encontronazo con la Justicia en Barcelona, año 1967, tras correrse una juerga en un tablao flamenco.


viernes, 4 de mayo de 2012

Propuestas para aumentar la productividad en la administración







jueves, 3 de mayo de 2012

Achaques



  "Las congelaciones o reducciones salariales de los empleados públicos y altos cargos; la introducción de medidas de flexibilización horaria, (acompañadas de una reducción proporcional de retribuciones); amortización de puestos de trabajo y no convocatoria de nuevas plazas, al establecer una tasa de reposición entre el cero y el 10%, además de las ocupadas por personal temporal o interino, o por reducción del número de entidades y empresas públicas del sector público autonómico; reducción del número de altos cargos y personal eventual por una disminución del número de Consejerías y centros directivos; reducción de días adicionales de vacaciones o por antigüedad; aumento de las horas de trabajo hasta la máxima permitida; medidas de control del empleo público; eliminación del número de liberados sindicales; control del absentismo laboral; reducción de ayudas sociales y aportaciones a planes de pensiones para los empleados públicos; la prohibición de cláusulas indemnizatorias; y la reducción de las prestaciones complementarias por incapacidad temporal".

     Este bonito catálogo de medidas se encuentran incluidas en el Programa de Estabilidad 2012-2015  que el Gobierno ha remitido a la CE para que la Bruja Teutónica y los Apocalípticos Mercados adviertan que en la Administración Pública Española y Satélites Orbitales, amén de pasarnos la semana de puente, tomando cafelitos o leyendo el periódico compulsivamente, también sabemos darnos con un canto en los dientes. 

     ¡Cáspita!, más o menos Radio Toga ya nos había puesto en antecedentes de las medidas ordeñadoras que se proponen, pero lo que ha sido una sorpresa es la jibarización de retribuciones a los funcionarios pochos.

    Por otro lado, en la prensa se ha publicado que esta medida se concretaría en que sí un funcionario tiene la estúpida ocurrencia de romperse un peroné, pillar el tifus galopante o excretar cálculos del tamaño de un melocotón, dejará de cobrar el salario íntegro durante los tres primeros meses de baja por incapacidad temporal. 

      Como entre los miembros de esta redacción el que no está hecho una pera limonera es de esos probos profesionales que en 20 años de servicios sólo ha faltada en dos ocasiones por enfermedad (la primera cuando estallo el termómetro al tomarse la temperatura y en otro caso que pidio permiso al Secretario para faltar una mañana, porqué acababa de expectorar el pulmón izquierdo en un golpe de tos), resulta que no estamos muy instruidos en la reglamentación achacosa y se nos escapa su repercusión. Pasemos a analizarlo con más detenimiento.

    En principio parece que sería de aplicación exclusivamente a los integrantes de la MUFACE ¿y que dice el reglamento de esta mutualidad?

En las situaciones de Incapacidad Temporal los funcionarios/as tienen los siguientes derechos económicos: Durante los tres primeros meses, a la totalidad de sus retribuciones.
Desde el cuarto mes percibirán: Las retribuciones básicas y, en su caso, la prestación por hijo a cargo, por su Unidad pagadora.Un Subsidio por Incapacidad Temporal a cargo de MUFACE
        Osea, si es cierto lo que se ha publicado, ¿se supone que durante los tres primeros meses se cobrará solo las retribuciones básicas y MUFACE no pagará subsidio? ¿Pagará el subsidio la mutualidad durante los primeros tres meses y luego dejará de pagarlo? ¿lo pagará sólo a partir del cuarto mes? ¿pagará el subsidio MUFACE durante toda la incapacidad? ¿dejará de existir esta prestación de MUFACE y únicamente pagará los gastos del sepelio?

      ¿Y que dice la normativa de MUGEJU al respecto?

 El derecho al Subsidio por Incapacidad Temporal a cargo de Mugeju nace al concederse la prórroga de licencia por enfermedad  correspondiente al séptimo mes (durante los seis primeros, los  funcionarios de la Administración de Justicia tienen derecho a la totalidad de las retribuciones).
(Ley Orgánica del Poder Judicial (artículos 374 y 375) y en el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes sobre el Régimen Especial de Seguridad Social del personal al servicio de la Administración de Justicia (artículos 19 y 20), aprobado por real Decreto Legislativo 3/2000, artículos 82 al 93 del Reglamento del Mutualismo Judicial)

     ¡Por mis trienios! ¡resulta que estamos en ventaja sobre los chupatintas del estado y cobramos la totalidad de las retribuciones durante seis meses si nos explota la próstata!  Pero las preguntas son las mismas que respecto a la prestación de MUFACE, caso de incluirnos en el paquete.




El Hipocondríaco Gestor.

  

lunes, 23 de abril de 2012

Agustín se mosquea.


   
Recibimos por E-mail (gracias, anónimo remitente) esta "Carta al Sr. Beteta" que raudo  y veloz pasamos a publicar.

  "Con sorpresa, estupor y fuera de mi jornada laboral leo sus declaraciones acerca de los funcionarios y, como le veo muy crecidito he decidido responderle del mismo modo y comienzo diciéndole que es usted un “mal nacido”, y ahora me explico.

     Mi nombre es Agustín González, soy funcionario de carrera desde hace 32 años y presto mis servicios en el Ayuntamiento de Arganda del Rey. Al día de hoy mi salario neto está en torno a 1150 Euros mensuales, gracias a que cobro 10 trienios a 13,47 Euros brutos cada uno, es decir, que si quitamos los 134,70 de antigüedad me queda un sueldo pelado de 1000 Euros.

     Desempeño las funciones que me han sido encomendadas en función de mi categoría (Antes Grupo E, ahora AP) con la mayor diligencia que mi corto conocimiento me da. Trabajo desde las 8,30 h. hasta las 17,30, disponiendo de una hora para comer. También tengo establecido un tiempo para el desayuno dentro de mi jornada de trabajo, que aprovecho, aunque no en su integridad para tomarme un cafelito y un bollo. ¿Sabe por qué?. Pues porque es mi derecho. Eso sí, si alguien precisa de mis servicios durante ese tiempo de desayuno, dejo aparcado el cafelito y atiendo el requerimiento sin hacer un mal gesto, porque me considero un profesional íntegro.

     Yo no leo el periódico en mi puesto de trabajo, pero para su desconsuelo le diré que si lo leo cuando llego a casa, con ello aprendo a conocer a individuos como Usted y me entero de lo que pasa por el mundo. Yo dedico 8 o 10 minutos de los del desayuno a tomarme el cafelito, en lugar de la media hora que me corresponde. Yo no considero que esté de mas en mi puesto de trabajo, ya que soy yo solo para un centro educativo de 24 aulas en el que tengo que encargarme de la apertura y cierre de instalaciones, ejercer la discreta vigilancia, atender y dirigir a las personas que pasan por el Centro, efectuar las operaciones de mantenimiento simple y comunicar con diligencia aquellas que no pueda reparar, controlar el buen funcionamiento de la calefacción, trasladar mobiliario, mantener la limpieza de un recinto de 6000 o 7000 metros cuadrados. Yo no creo que gane mucho, y al salario arriba indicado le remito. Yo no me creo que viva bien y si es así es porque en su momento me supe administrar. Yo no soy feliz en mi trabajo, asisto a él por imperativo legal y porque el salario a fin de mes es el que me hace feliz cuando me lo gasto en lo que me da la gana. Finalmente, en mi modesta opinión yo no creo que sobren funcionarios.


     Ahora bien, si lo que Vd. entiende por funcionarios no son personas como yo, sino individuos puestos a dedo como Vd., o como sus amiguitos del alma a los que instalan cómodamente en un despacho en el que no se sabe a que se dedican, con unos sueldos 4 veces superiores al mío, con dietas, con teléfono pagado por la empresa (Yo cuando tengo que establecer una comunicación urgente lo hago con mi teléfono privado y si me tengo que desplazar lo hago con mi coche sin cobrar nada a cambio). Sus salarios también van incluidos en la nómina del funcionariado y son los que elevan las cifras. Pertenecen por tanto al presupuesto, que no al cuerpo, una pléyade de políticos inútiles como Vd., de enchufados y parientes puestos a dedo por Vd. Y gentuza como Vd., de militantes del partido colocados en las empresas públicas sin pasar por oposición ni por prueba de aptitud, sino simplemente por el hecho de ser amigos de Vd. Y de personajillos como Vd.; entonces estoy de acuerdo en que sobran funcionarios empezando por Vd. Y su maestra de ceremonias, la Sra. Aguirre, que fue la escuela en la que aprendió Vd. A ensuciar la imagen de los honrados funcionarios a los que año tras año nos vienen vilipendiando y reduciendo o congelando el salario hasta habernos hecho casi imposible sobrevivir. Sobran Eurodiputados. Sobran Ministerios sin funciones, sobran Secretarios, Subsecretarios. Sobran Consejerías, Sobra el Senado y la mayor parte del Congreso. Sobran Diputaciones. Sobran Concejales con dedicación exclusiva y con las mismas prerrogativas y los mismos sueldos que si fuesen Ministros. Sobran Coordinadores, Asesores y Amiguitos del alma. Sobran ladrones que dilapidan el dinero de los administrados o simplemente se lo llevan a su cuenta de Belice, Suiza o Las Caimán. Sobran Gurtels, Emersas, Brugales, Campeones, ERE’s. Sobra su condescendencia con los ladrones que evaden impuestos concediéndoles amnistias Fiscales. Sobra su permisividad con los Aliertas, Botines, González, etc. A la hora de facilitarles las jubilaciones anticipadas a cuenta del contribuyente, o a la hora de regalarles nuestro dinero por su mala gestión. Sobran enchufados sin capacidad para desempeñar labores que finalmente tenemos que realizar los “FUNCIONARIOS DE VERDAD”. Sobran dietas, sobran coches oficiales, sobran los guardaespaldas para empleados de telefónica, sobran los sueldos vitalicios de los expresidentes y los de los exministros. Sobran los cuadros de los Presidentes del Congreso. Sobran pelotas de goma para asesinar al pueblo. Sobran las fiestas taurinas, las fallas, la Semana Santa y la Iglesia en general. Sobra gentuza como Vds. Que lo único que son es una lacra para este país, que se llama España.

     Por el contrario no solo creo que no sobran, sino que faltan Médicos, Profesores, Inspectores de Hacienda y de Trabajo, buenos administrativos para agilizar la atención a los ciudadanos, faltan barrenderos, faltan jardineros y falta un mínimo de vergüenza en individuos como Vd.

     Por todo ello, no puedo ni voy a permitir que un mequetrefe impresentable como usted ponga en duda mi honradez profesional demostrada a lo largo de 32 años con gobiernos del Partido Comunista, Izquierda Unida, Partido Popular y Partido Socialista, cuando la de ustedes está en entredicho en tanto que lo resuelvan los tribunales correspondientes."

¡Hum!... uno suscribiría casi todo lo que dice el amigo Agustín, aunque no nos queda claro que demonios pinta en todo esto lo de las pelotas de goma, la tauromaquia  y la Iglesia. En lo que respecto a Las Fallas , y aunque no sentimos un aprecio especial por ninguna juerga popular, ... ¿por qué sobran estas y no Los San Fermines, La Tomatina, La Feria de Abril, La Merced, San Saturio...? 

lunes, 5 de marzo de 2012

Anecdotario judicial: De profesión...

   

  Aprovechando que a raíz del informe del académico de la RAE Ignacio Bosque vuelve a la palestra el diálogo de besugos sobre el uso del lenguaje sexista, nos parece apropiado compartir con Vds. esta entrañable misiva que se recibió hace ya unos cuantos años en un Registro Civil (del que discretamente omitiremos la localidad) y que transcribimos literalmente:


"Sr. Juez:
El motivo por el cuál me dirijo a Su Señora [sic], a consecuencia de qué necesitaba una partida de nacimiento, y en la cuál me indigna al leer de que dice en la profesión de mi queridisima madre ya fallecida que es Su Sexo y resulta que hay más en el registro civil que pone igual (año 1953)

Por lo tanto solicito que por favor cambie esa indigna definición.
Le adjunto a ésta carta una fotocopia de dicha partida de nacimiento.
Muchas gracias por atender dicha petición, atentamente...."

     Veamos la certificación de nacimiento:




     Obviamente, y en defensa de nuestro ancestro funcionarial, supondremos que su intención era indicar "las labores propias de su sexo", expresión que en el año 1953 no escandalizaba a nadie (y sí la exhibición de unos muslos o no llevar enaguas). Y si hay algún culpable de la incorrección, colguemos de los pulgares al fulano que diseñó la plantilla de los libros y reservó muy poco espacio para reseñar la profesión. Además, en aquellos tiempos de cartilla de racionamiento y boleros las señoras parían (con perdón) recalcitrantemente y el buen señor se  pasaría todo el santo día formalizando partidas de nacimiento. Así que no es de extrañar que intentará abreviar la cosa. 


      De todos modos, si el progenitor hubiera sido otorrinolaringólogo, tampoco cabría. En consecuencia el primigenio burócrata hubiera consignado de profesión oto (como un amigo alemán que tenemos) u otorrino (como el bicho ese de las antípodas que da de mamar a sus crías, pero pone huevos). Hablando de huevos... ¿y en el caso de inscribirse el retoño de de un sexador de pollos? pues de profesión... su pollo ¿no?




martes, 28 de febrero de 2012

Avestruz

     "Para un mayor rendimiento, los trabajadores han de estar relajados y descansados. Cada vez son más los empresarios que opinan de esta manera, y por eso están empezando a habilitar zonas para el descanso y desconexión en las oficinas. Esto favorece que los empleados se sientan más a gusto en el trabajo y  un mejor clima laboral".

     ¿Tiene Vd., apreciado chupatintas estatutario, algo similar en su Juzgado? ¿quizás un espacio relajante con paredes  azul cielo, música chill-out, new age o jota aragonesa contemporanea? ¿puede que una sala con una mullida alfombra en la que en un enano podría pasarse una semana sin que nadie notara su presencia y colosales almohadones de colorines, donde retozar como un hipopótamo en un lodazal? 

     Pues si Vd. no disfruta de una de esas oficinas modernazas y californianas, nosotros le ofrecemos una solución sencilla y económica que posibilitará el desparrame de sus meninges durante unos minutos en su jornada laboral y gozar de un sueño polifásico de tres pares de narices.

     Les presentamos: ¡Avestruz!, del afamado estudio de diseño Kawamura-Ganjavian.






    AVESTRUZ ofrece un microambiente en el que tomar una siesta cálida y confortable a sus anchas. No es ni una almohada,  ni un cojín, ni una cama, ni un sofá, pero un poco de cada al mismo tiempo. Su cueva relajante, refugio interior y aislamiento de cabeza y manos (mente, sentidos y cuerpo) durante unos minutos, nos dejará tal que un perraco al que le quiten  las pulgas. ¡Y sin necesidad de abandonar nuestro escritorio! Se acabó eso de enclaustrarse en el archivador o dar una cabezada en el W.C. con el subterfugio de un apretón intestinal.
 
    
     Y no acaba ahí la  cosa, dada su portabilidad, nada impide que lo utilice cuando acuda a las barbacoas que organiza su cuñada.


    Pero... ¡hay más! Como oferta de bienvenida, al adquirir su avestruz le regalamos este práctico chisme con conexión USB que le permitirá  calentar el cafelito de media mañana o hacerse unos atractivos tirabuzones. 




   ¡No lo dude!,  hágase ya con un avestruz y no se arrepentirá. 


   Aunque, claro, siempre le queda la posibilidad de acudir a métodos más tradicionales:





miércoles, 22 de febrero de 2012

Cenutrios en Acción


 No sabemos cuantos de Vds. habrán recibido este correo, pero no podemos resistir la tentación de compartirlo:


Medidas legales contra los
 desahucios:

En cuanto una persona ve que no va a poder pagar su  casa, automáticamente le hace un contrato de alquiler a su mujer/suegra/hijo/hermano o a quién se pueda, por el valor de 1€, 5€ o 10€, con una duración "indefinida"/50 años, 100 años.  Cantidad únicamente simbólica. El contrato debe estar a nombre de alguien que no figure en la hipoteca. El contrato debe estar pasado por el registro de la  propiedad.

En el momento del embargo, la propiedad figura  en el registro a nombre del hipotecado, pero figura como una propiedad con inquilinos.

Resultado del embargo, la  "titularidad de la propiedad" cambia, a nombre del banco. El domicilio continúa teniendo inquilinos. Con esta maniobra, perderíamos la propiedad, continuaríamos debiendo la  hipoteca, pero, tendremos que pagar a nuestro nuevo "casero" por nuestro  expiso 10€ al mes y de por vida.

Ya que ellos, no dan soluciones, nosotros las buscamos. Aquí tenéis un gran arma cuando "legalmente" no pueda seguir usándose, buscaremos  más.

Medidas de guerra para un tiempo de  guerra. Abogados en Acción.



     Veamos si lo entendemos. Le hago un contrato de alquiler a mí abuela y le digo al Registrador de la Propiedad "oiga, que aquí le traigo esto para que lo apunte".  Pero resulta que los Registradores de la Propiedad no suelen anotar un contrato que esté suscrito en una servilleta de papel del bar de la esquina (y si tiene restos de un bocata de calamares, menos aún). Así que nos tocaría "pasar" previamente por el notario para elevarlo a escritura pública y nos da en la nariz que este buen señor (además de morirse de la risa) no accedería al cambalache. 

     ¿Y que pasa con los plazos que establece la LAU para prorrogar los contratos? ¿Y lo previsto para alquileres inferiores a los precios de mercado?  ¿y la comparecencia prevista en el Art 675.3 de la L.E.C.? ¿y si el leguleyo del Banco se pone farruco y nos endilga una querella por fraude o estafa? ¿y no dice algo el Código Civil sobre contratos rescindibles por fraude de Ley? ¿y la posible existencia en la hipoteca de una clausula que prohiba el alquiler sin la autorización del banco? ¿y desde cuando hay embargos en los procedimientos hipotecarios?  ¿y esto no permitirá que el banco se pueda adjudicar en subasta  la vivienda por el 50% en vez de por el 60% del valor de tasación? ¿y sí no tenemos abuela? ¿y sí no me fío un pelo de mí suegra por sí es ella la que me echa a la rue?

     Unos genios estos chicos de Abogados en Acción.

     ¡Pero sí lo mejor en estos casos es meter a la abuela en la cama y decir que ha pillado el tifus!

domingo, 19 de febrero de 2012

Etta James R.I.P.


     Es de suponer que, salvo que haya pasado Vd. las últimas semanas en  Marte o en un monasterio Trapense, estará al tanto del fallecimiento de Whitney Houston.  Si, esa señora  que nos ha torturado durante años con  I will always love youuuuuuuuuuuuuuu, tonadilla esta que se sospecha era utilizada en la prisión de Abu Grahib para someter al tercer grado a los presos.

     Lo que quizás no sepa es que el pasado 20 de enero subió al Olympo del Blues (y al del Soul, y al del Gospel, y al del R&B, y al del Jazz...) la cantante Etta James.

      Y si Vd., querido amigo, es de los que se encuentran horrorizados ante la afición de su retoño adolescente por Justin Bieber, Lady Gaga o petardos de similar calibre, puede probar a mostrarle  estos vídeos y así se va enterando el zangolotino de lo que vale un peine.














viernes, 10 de febrero de 2012

Garzongate



Si quieren leer un estupendo análisis de la sentencia del TS que escabecha a Garzón les aconsejamos la entrada Garzón y el derecho de defensa publicado por Íñigo S. Uriarte en su Blog Guerra Eterna (periodista que no resulta sospechoso de pertenecer precisamente a la carcundia mediática).


Entre tanto rebuzno y tanta pedrada (de oriente y de occidente) no viene mal un poco de sensatez.

¿Que sí nosotros tenemos algo que decir? Bueno, nos quedamos con este párrafo del comunicado de Garzón: 

"Esta sentencia, sin razón jurídica para ello ni pruebas que la sustenten, elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad y contribuye gravemente, en el afán de acabar con un concreto juez, a laminar la independencia de los jueces en España"

¡Y no tiene abuela!

miércoles, 1 de febrero de 2012

El desprecio político al funcionariado.

 El desprecio político al funcionariado. Contra la bajada salarial y el incremento de jornada en la función pública.
FRANCISCO J. BASTIDA CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL.
Publicado en lne.es. La Nueva España  



     Con el funcionariado está sucediendo lo mismo que con la crisis económica. Las víctimas son presentadas como culpables y los auténticos culpables se valen de su poder para desviar responsabilidades, metiéndoles mano al bolsillo y al horario laboral de quienes inútilmente proclaman su inocencia. Aquí, con el agravante de que al ser unas víctimas selectivas, personas que trabajan para la Administración pública, el resto de la sociedad también las pone en el punto de mira, como parte de la deuda que se le ha venido encima y no como una parte más de quienes sufren la crisis. La bajada salarial y el incremento de jornada de los funcionarios se aplaude de manera inmisericorde, con la satisfecha sonrisa de los gobernantes por ver ratificada su decisión.

     Detrás de todo ello hay una ignorancia supina del origen del funcionariado. Se envidia de su status -y por eso se critica- la estabilidad que ofrece en el empleo, lo cual en tiempos de paro y de precariedad laboral es comprensible; pero esta permanencia tiene su razón de ser en la garantía de independencia de la Administración respecto de quien gobierne en cada momento; una garantía que es clave en el Estado de derecho. En coherencia, se establece constitucionalmente la igualdad de acceso a la función pública, conforme al mérito y a la capacidad de los concursantes. La expresión de ganar una plaza «en propiedad» responde a la idea de que al funcionario no se le puede «expropiar» o privar de su empleo público, sino en los casos legalmente previstos y nunca por capricho del político de turno. Cierto que no pocos funcionarios consideran esa «propiedad» en términos patrimoniales y no funcionales y se apoyan en ella para un escaso rendimiento laboral, a veces con el beneplácito sindical; pero esto es corregible mediante la inspección, sin tener que alterar aquella garantía del Estado de derecho.



     Los que más contribuyen al desprecio de la profesionalidad del funcionariado son los políticos cuando acceden al poder. Están tan acostumbrados a medrar en el partido a base de lealtades y sumisiones personales, que cuando llegan a gobernar no se fían de los funcionarios que se encuentran. Con frecuencia los ven como un obstáculo a sus decisiones, como burócratas que ponen objeciones y controles legales a quienes piensan que no deberían tener límites por ser representantes de la soberanía popular. En caso de conflicto, la lealtad del funcionario a la ley y a su función pública llega a interpretarse por el gobernante como una deslealtad personal hacia él e incluso como una oculta estrategia al servicio de la oposición. Para evitar tal escollo han surgido, cada vez en mayor número, los cargos de confianza al margen de la Administración y de sus tablas salariales; también se ha provocado una hipertrofia de cargos de libre designación entre funcionarios, lo que ha suscitado entre éstos un interés en alinearse políticamente para acceder a puestos relevantes, que luego tendrán como premio una consolidación del complemento salarial de alto cargo. El deseo de crear un funcionariado afín ha conducido a la intromisión directa o indirecta de los gobernantes en procesos de selección de funcionarios, influyendo en la convocatoria de plazas, la definición de sus perfiles y temarios e incluso en la composición de los tribunales. Este modo clientelar de entender la Administración, en sí mismo una corrupción, tiene mucho que ver con la corrupción económico-política conocida y con el fallo en los controles para atajarla.

     Estos gobernantes de todos los colores políticos, pero sobre todo los que se tildan de liberales, son los que, tras la perversión causada por ellos mismos en la función pública, arremeten contra la tropa funcionarial, sea personal sanitario, docente o puramente administrativo. Si la crisis es general, no es comprensible que se rebaje el sueldo sólo a los funcionarios y, si lo que se quiere es gravar a los que tienen un empleo, debería ser una medida general para todos los que perciben rentas por el trabajo sean de fuente pública o privada. Con todo, lo más sangrante no es el recorte económico en el salario del funcionario, sino el insulto personal a su dignidad. Pretender que trabaje media hora más al día no resuelve ningún problema básico ni ahorra puestos de trabajo, pero sirve para señalarle como persona poco productiva. Reducir los llamados «moscosos» o días de libre disposición -que nacieron en parte como un complemento salarial en especie ante la pérdida de poder adquisitivo- no alivia en nada a la Administración, ya que jamás se ha contratado a una persona para sustituir a quien disfruta de esos días, pues se reparte el trabajo entre los compañeros. La medida sólo sirve para crispar y desmotivar a un personal que, además de ver cómo se le rebaja su sueldo, tiene que soportar que los gobernantes lo estigmaticen como una carga para salir de la crisis. Pura demagogia para dividir a los paganos. En contraste, los políticos en el poder no renuncian a sus asesores ni a ninguno de sus generosos y múltiples emolumentos y prebendas, que en la mayoría de los casos jamás tendrían ni en la Administración ni en la empresa privada si sólo se valorasen su mérito y capacidad. Y lo grave es que no hay propósito de enmienda. No se engañen, la crisis no ha corregido los malos hábitos; todo lo más, los ha frenado por falta de financiación o, simplemente, ha forzado a practicarlos de manera más discreta



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...