.

.

martes, 25 de marzo de 2008

JUSTICIA NEWS 25/03/08 UN ESTUDIO ANTROPOLÓGICO






Comprometidos como estamos en la tarea de informar adecuadamente al colectivo huelguero, temerariamente hemos decidido pasar al Lado Oscuro. Para ello, un afamado antropólogo se ha infiltrado entre los compañeros (¿?) que no han secundado los paros (¡pero ni un día, eh¡) y así poder conocer las pautas de comportamiento y hábitats de esta extravagante y desconocida secta.

La primera cuestión es cómo identificar a los acólitos (es una leyenda eso que dicen sobre cuernos, rabos y otros extraños apéndices). Uno puede pensar que lo más sencillo es colocarse, convenientemente camuflado, a las 9:00 horas en la puerta del edificio Judicial y observar a los que entran; eliminando a los “servicios mínimos”, a los bípedos conocidos como “Profesionales” y a los que tienen pinta de despistados (estos suelen ser “usuarios”) pues ya está. Error. Si bien se da el caso de ver entrar algún ejemplar a la citada hora, estos no suelen ser los sujetos más representativos y dignos de estudio.



Curiosamente los elementos más fanáticos y convencidos muestran un comportamiento bastante… errático, podríamos decir, en todo lo que se refiere a sus entradas, salidas y desplazamientos ambulatorios.


No siendo factible este método sólo queda recurrir al safari por las distintas dependencias. En nuestro caso, se han localizado varios nichos ecológicos que, a juzgar por el elevado número de miembros de la secta que se encuentran en los mismos, reúnen determinadas características que les hace más atractivos. Como, por ejemplo, la inexistencia de un ser supremo o dominante (y en caso de haberlo, no ejerce como tal).



En estos hábitats “ideales” se da un curioso fenómeno, ya observado por D. Morris en los babuinos de Papua-Nueva Guinea: La capacidad de desaparecer por ensalmo (o al menos adoptar un estado etéreo o gaseoso) ¡todos a la vez!. Lo que suele provocar que los denominados “usuarios” y “profesionales” entren en un estado de catarsis que les lleva a protagonizar extrañas ceremonias, conocidas científicamente como “aporreamiento de mostrador o ventanilla”, sin provocar, por lo general, que los sectarios recuperen su estado sólido.


Hay que destacar que, desde el inicio de la huelga, se han observado sutiles cambios de comportamiento entre la mayoría de los sujetos sometidos a escrutinio. Por ejemplo, el ejemplar al que identificamos como “sujeto nº 3” (al que familiarmente llamamos “Linda Mirada”), ha dejado de frecuentar determinados lugares, fuera de su territorio natural, en los que era frecuente verle holgazanear; El “sujeto nº 10” (“Cactus”, por obvias razones) ha adoptado ciertas propiedades comunes a los camaleones que le permiten metamorfosearse en cualquier objeto animado o inanimado que se encuentre en las proximidades (ya sea un botijo o una cucaracha) cuando se encuentra con un “infiel” en territorio neutral.


En fin, estimados huelgueros, espero que esta introducción haya servido para despertar su curiosidad sobre esta singular secta, prometiéndoles nuevas y sorprendentes revelaciones en un futuro próximo.



NOTA.- Los editores no se hacen responsables de las opiniones vertidas en el presente artículo.

________________________________________


EJEMPLO SORIANO


A veces hay una cierta obsesión en determinados huelgueros de no hacer nada si no hay medios de comunicación de por medio. De acuerdo que cualquier repercusión en los medios es positiva, pero no hay que olvidar que una función importante de las concentraciones, bullangas y desayunos funerarios es mantener la moral del colectivo y, muy importante, no perder el sentido del humor (por cierto, ese es el objetivo de esta gaceta. La información con trascendencia ya la ofrecen otros medios, blogs, etc… por todos conocidos). Los compañeros/as de SORIA son un buen ejemplo de ello (reminiscencias de la gloriosa NUMANCIA, digo yo); no creo que allí nos superen en número y sin embargo no paran de realizar todo tipo de acciones, y sobre todo la hazaña de llevar no se cuantas semanas encerrados en el Palacio de Justicia, sin que la circunstancia de que tal hecho no haya transcendido en demasía, les haya afectado. En su honor volvemos a publicar las palabras que ya aparecieron en el cronicón de coña del día 18/03/08:


"Oh, excelso muro, o torres coronadas de honor, de majestad, de gallardía! Así son los huelgueros de las recias tierras Sorianas que mantienense enclaustrados entre las frías piedras del justicia palaciego desde veintiocho días ha. Ni los Galos de la afamada aldea fueron capaces de hazaña tal. ¡Ponga vino, montañés, y alcemos nuestras copas en loor de la mayor epopeya que vieron los siglos¡".

_______________________________________________

1 Comentar:

Anónimo dijo...

Esquirol en catalán se dice ardilla, debe ser porque se van por las ramas y no tienen los pies en el suelo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...