.

.

jueves, 9 de julio de 2009

CONCURSEANDO: EL TRASLADO

Por el Reverendo Padre Sotanillos.

Queridos hermanos.

Me hallaba el pasado lunes en el semisótano practicando ejercicios de levitación, cuando una algarabía procedente de los pisos superiores perturbó el sosiego necesario para ello. Indignado, encaminé mis pasos a uno de los despachos, encontrando a un buen montón de funcioneros apelotonados frente a uno de los ordenadores y presas de una gran excitación. “¿Han anunciado las trompetas la llegada del Juicio Final?”, pregunté ilusionado. Una voz anónima respondió “no, es que han salido las listas provisionales del concurso de traslado... Reconozco avergonzado que no tuve reparos en clavar los codos en unos cuantos riñones y usar el recurso de los pellizcos de monja para aproximarme y entonces... allí, en un celestial documento PDF, entre cientos de nombres, vi el mío. ¡A L E L U Y A!


Pues habéis de saber que este humilde párroco hace ya algunos años que fue promocionado a la dignidad de archipámpano pero, sin duda por intervención del mismísimo Satanás, con destino en otra diócesis. Así pues, me encontré ante una disyuntiva moral, más grave si cabe que aquellas polémicas bizantinas sobre el sexo de los ángeles o la naturaleza divina de Nuestro Señor, ¿es compatible llevar una vida cristiana con levantarse a las seis de la mañana para coger un endiablado tren y ejercer el ministerio? ¿no es menoscabo para la dignidad sacerdotal pasarse dos o tres años viajando todos los días como un buhonero? Puede que tal travesía del desierto hasta alcanzar la tierra donde mana leche y miel sea apropiada para zíngaros trashumantes, arrianos, seguidores de Zaratrusta o incluso funcionarios de Hacienda, pero ¿compatible con la esencia párroco-funcionera judicial?

Finalmente decidí solicitar del obispo la excedencia en el cuerpo archipampanal y continuar como humilde párroco en esta sede judicial abulense. Durante todos estos años, y con paciencia de Job, he participado en multitud de concursos trasladeros, viendo como novicios recién salidos del Seminnario me pisaban las plazas. Pero ¡al fin! la humildad cristiana tiene su premio y ¡seré archipámpano en esta parroquia! Emocionado rogué a todos los presentes que eleváramos en acción de gracias una plegaria, mientras el Sr. Petit con su bella voz de barítono entonaba un Te Deum.

¡Ah! pero ¿no es nuestro paso por la condición funcionarial un valle de lágrimas? De pronto, el suelo se abrió bajo nuestros pies y el cielo cayó sobre nuestras cabezas. Una encíclica ministerial anunciaba que se habían cometidos muchos errores y aquellas listas, que apretábamos ilusionados contra nuestros corazones, las podíamos usar para limpiar nuestros esferoidales culos y profetizaba nuevas relaciones para el día 10. Ya les digo que Belcebú me la tiene jurada y apostaría que en conjunción con las altas temperaturas propias de estas fechas, ha reblandecido, aún más si cabe, los cerebros de los responsables del concurseo.

Así pues, hallándonos todos los afectados reunidos en la sala de bodas, os pido que forméis un círculo uniendo vuestras manos. Arrodillaos y rezad conmigo: ¡VIRGENCITA, VIRGENCITA... QUE ME QUEDE COMO ESTOY!

Y sí alguien osa pisarme la plaza, le juro que le excomulgo y luego... ¡le arranco el hígado con mis propias manos y consulto el porvenir en sus palpitantes entrañas



¡ÚLTIMA HORA!

EUROPA PRESS. Informan fuentes del Ministerio que los errores cometidos en la resolución del concurso de traslado pueden haber tenido lugar en la fase de introducción de datos en el sofisticado sistema informático, alquilado para la ocasión a la mismísima NASA. Todo apunta a un boicot llevado a cabo por el personal contratado para realizar dicha tarea, debido a un conflicto laboral. Concretamente, en protesta por la escasa ración de plátanos que se les suministraba. Por lo visto, se los habían comido los responsables del departamento, grandes aficionados a esa deliciosa fruta.



4 Comentar:

Funcionario's blog dijo...

Nada, Padre, espero sinceramente que tenga usted suerte, y nuestro señor Jesucristo-Burocrator tenga a bien obsequiarle con la dádiva que tanto le llena de alegría y felicidad: permanecer en su juzgado.

Justamente ayer leía una noticia de que querían cortar la sangría de jueces de los lugares donde más trabajo hay a otros más apacibles, y parece que lo van a hacer por la vía del látigo: a saber, mediante Real Decreto.

A otros tiempos pertenecen la productividad y demás remuneraciones ligadas a una mejor y mayor actividad laboral (productividad que, dicho sea de paso, se destina a pagar el sueldo de jefes colocados a dedo cuya nula producción es palabra de Dios a seguir por los demás que cobramos ni la mitad que ellos).

Por cierto, muchas gracias por el retoque fotográfico, que ha sido todo un éxito y ya está publicado en el blog.

Por último, a ver si hacéis un pensamiento de quitar la palabra de verificación, que no sirve para nada y molesta mogollón.

Funcionario's blog dijo...

Esta es la noticia:

http://www.expansion.com/2009/07/09/funcion-publica/1247121368.html

IN DUBIO PRO REO dijo...

Bueno más que fuga de Jueces, se refiere a la desbandada de los Funcionarios. No es de extrañar. Verás, resulta que la Audiencia Nacional (y el Supremo) no puede ser transferida a la Comunidad de Madrid, como lo ha sido el resto de órganos Judiciales. Resultado: Te hinchas a currar y cobras menos que un tío destinado en un Juzgado transferido que hace exactamente tus mismas funciones (y que puede estar situado en la acera de enfrente)

Te recuerdo que este fue uno de los motivos de la huelga de dos meses que mantuvimos el año pasado.

Funcionario's blog dijo...

Gracias por la aclaración. Tampoco supe todos los motivos de la huelga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...