.

.

viernes, 20 de marzo de 2009

Moderación salarial.


Me había prometido a mí mismo no volver a hojear el suplemento asalmonado del periódico dominical, pero una serie de aciagas circunstancias me hicieron reincidir en tal nefando pecado.

Como todas las tardes, me disponía a tomarme un reconfortante cafetito cuando sorpresivamente mí mujer me ofreció el fruto de una de sus últimas incursiones en el apasionante mundo de la repostería creativa. Así que allí estaba yo, sentado frente a la mesa de la cocina intentando deglutir aquel teórico bizcocho de aspecto arcilloso. Y a tal fin, decidí que la única manera posible era insensibilizar cuerpo y mente alcanzando algún tipo de éxtasis místico, quizás mediante la monótona repetición de algún texto en forma de mantra o  salmodia. Quiso la fatalidad que la única posibilidad de lectura a mí alcance fuera el suplemento económico, estratégicamente ubicado sobre un taburete y listo para ser utilizado en las más diversas tareas domésticas.

"Bermejo se calzará 11.100 euracos al mes"..."Bermejo se calzará 11.100 euracos al mes"... "Bermejo se calzará 11.100 euracos al mes"... ¡zambomba! La lectura de este titular no me hizo llegar al nirvana preicsamente, sino que provocó  la súbita contracción de mis esfínteres y un intenso ataque de tos que propició que una fina lluvia de café mezclada con migajas de aquel ladrillo, supuestamente comestible, acabara diseminada por toda la estancia. Sin dar importancia al estropicio me zambullí febrilmente en aquella noticia.

Resulta que los Ministros, Secretarios de Estado y otras criaturas (lo ignoro, pero apostaría mis trienieos a que los Consejeros, consejerillos y consejeretes autonómicos gozan de prebendas similares), tienen un blindaje que les permite seguir cobrando durante dos años el 80 % de su salario, que además es compatible con otras remuneraciones (aunque sea también pública, cosa prohibida al resto de los mortales). Esto supone 5.400 boniatos al zurrón en concepto de ex-ministro. Pero en el caso que nos ocupa, nuestro protagonista es además Diputado, así que hay que sumarle las retribuciones correspondientes: 3.600 pomelos de asignación constitucional, más 2.100 mandarinas para gastos de manutención y alojamiento en la capital (estas últimasexceptuadas de tributación).

Varias puntualizaciones. El blindaje a los altos cargos se justifica por las supuestas dificultades que estos pueden tener para buscarse los garbanzos en la vida privada, habida cuenta de las incompatibilidades a que se van a encontrar sometidos. Pero claro, esto es la teoría. En realidad un alto porcentaje de ellos son funcionarios por lo que sencillamente pueden reintegrarse a su antiguo puesto de trabajo. Además ¿para qué vamos a engañarnos? A la mayoría ya se encarga el partido de buscarles algún consejito de administración u otra sabrosa canongia O cuando no, ocupan algún puesto dentro del aparato (bien remunerado, por otra parte). En cuando a los gastos de manutención... ¡hombre! D. Mariano es diputado por Murcia, pero como tantos otros peces gordos de los partidos que figuran en las listas de otras provincias, es público y notorio que reside en Madrid desde hace un porrón de años. 

Así que me hago unas preguntas ingenuas: los que están en este caso ¿cobran tales gastos de alojamiento y manutención? ¿y todos los meses? ¿la actividad parlamentaria no se limita a 8 o 9 meses? Si la respuesta es afirmativa ¿no supone todo esto una fraude de ley como la copa de un pino o una auténtica merienda de negros?

Sin dejar de mascullar en voz baja y mientras manejo la fregona con habilidad, me da por pensar que ahora no va a tener ningún problema en viajar a escabechinar rinocerontes en el Gorongoro u osos (borrachos o no) en los Urales.

1 Comentar:

Sevach dijo...

Tienes toda la razón, se trata de un fraude de Ley con amparo en la complacencia de los partidos políticos que en estas cuestiones, como cada uno cuenta en sus filas con afectados, opta por el café para todos, por no mirar debajo de la alfombra, y por tomar el pelo a los ciudadanos. Si el parlamento toma esa decisión...¿quién vigila al vigilante?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...