.

.

martes, 24 de febrero de 2009

DON MARIANO... ¡DEFENESTRADO!

La emoción no nos deja hablar... ¡sniff! no hallamos palabras para definir el conjunto de emociones encontradas que nos embarga... ¿Con quien narices nos vamos a meter ahora? ¡Nunca habrá otro como él! 






1 Comentar:

Anónimo dijo...

Sucesor: el jurista gallego Don Francisco Caamaño Domínguez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...