.

.

martes, 11 de noviembre de 2008

EXPEDIENTES A HUELGUEROS

PUBLICAMOS A CONTINUACIÓN UN CORREO QUE HEMOS RECIBIDO
El presente escrito tiene como objeto poner en su conocimiento una situación que consideramos injusta, y que a continuación pasamos a exponer:


A raíz de la pasada huelga que llevaron a cabo los funcionarios de la Administración de Justicia durante los meses de febrero y marzo, el Ministerio de Justicia abrió cuatro expedientes disciplinarios a otros tantos funcionarios, que prestan servicios en diferentes ciudades del llamado “territorio no transferido”, cuyas competencias en esta materia son exclusivas del citado Ministerio.




La instrucción de dichos expedientes sancionadores se inició por la “terrible e injustificable” falta de renunciar al cumplimiento de los servicios mínimos impuestos, al estar el servicio cubierto, en cada uno de los juzgados afectados, por otros “compañeros” que no secundaban la huelga. Esta práctica tan controvertida se repitió a lo largo y ancho de todo el territorio en huelga durante este periodo, pero estos compañeros tuvieron la mala fortuna de ser denunciados por sus superiores, no se sabe muy bien con qué objeto; desde luego, queda claro que en ningún caso el servicio mínimo quedaba desatendido, puesto que los funcionarios que no secundaban la huelga hacían imposible este extremo. Hay que decir que existen sentencias al respecto, que señalan con toda claridad que los servicios mínimos no son nominales, de ahí la extrañeza que levantó la medida del Ministerio de incoar estos expedientes disciplinarios contra los cuatro funcionarios en cuestión.




Durante las reuniones que sindicatos y Ministerio mantuvieron para tratar este asunto, e intentar llegar a una solución, el Ministerio se negó en todo momento a cerrar dichos expedientes, si bien se comprometió a, llegado el caso, confirmar las decisiones que al respecto adoptasen los instructores de las causas abiertas. Pues bien, los secretarios-instructores acordaron ARCHIVAR todos los expedientes. Sin embargo, el Ministerio, una vez más, rompiendo la palabra dada y escudándose ahora en defectos de forma en la instrucción, han reenviado los casos a sus instructores, con la consiguiente indignación y sorpresa tanto de los afectados, como de todos los que hemos tenido conocimiento de tales hechos.




Expuestos los hechos, consideramos que la postura mantenida por el Ministerio responde más a un deseo de venganza o escarmiento público (del que, por cierto, en las últimas semanas ya ha hecho alarde con la Secretaria del Juzgado de lo Penal de Sevilla, del tristemente famoso caso Mari-Luz), que a una idea de justicia e imparcialidad.




Por todo ello, queremos hacer pública nuestra indignación, pedimos que el Ministerio cese de una vez su persecución contra aquellos que tan sólo pretendían luchar por una causa justa, que por una vez, cumpla los compromisos adquiridos con los representantes de los trabajadores y que los cuatro compañeros que están sufriendo esta absurda caza de brujas se vean libres de este sin sentido que ya dura demasiado tiempo.

1 Comentar:

Anónimo dijo...

Gracias por publicar el escrito.
Alfredo.
Vaya falta de información que hay en este Ministerio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...