.

.

martes, 19 de octubre de 2010

Cartas bombas decimonónicas.

     Cuando  se oye hablar de atentados políticos en el siglo XIX inmediatamente se  viene a la cabeza la imagen de un tío barbudo con pintas de zamparse unos niños para desayunar y encendiendo la mecha de una bomba en forma de pelotón metálico; o puede que lechuginos con levita embozados tras una esquina blandiendo un trabuco y un pistolón. 

     ¡Pues no, queridos  lectores! Ya durante la década ominosa  los petardistas echaban mano de métodos más sofisticados y la Justicia (para que luego digan que siempre ha estado apolillada) daba muestras de estar al tanto de los avances del siglo. Así, les mostramos a continuación  un bonito ejemplo:


     Asistencia de Sevilla.

     Por D. Manuel Abad.  Escribano de Cámara del Real y Supremo Consejo de Castilla, se me ha comunicado con fecha 15 de octubre la Real Orden Siguiente:

     Excmo. Sr:  El Excmo. Sr. Secretario de Estado y del Despacho de Gracia y Justicia con fecha 15 del corriente mes ha comunicado al consejo, por medio del Excmo. Sr. Decano gobernador interino de él, la Real Orden Siguiente:

     Excmo. Sr.; Ha llegado noticia del rey nuestro señor por conducto fidedigno, que los revolucionarios han concebido el plan de valerse de máquinas infernales en forma de pliegos para deshacerse de las personas que les convenga, según trataron de hacer con el general Eguía; y en su virtud se ha servido S.M. mandar lo comunique á V.E. para que circule á todas la autoridades dependientes de ese tribunal á fin de que se vea de la mayor precaución en la apertura de pliegos para evitar cualquier catástrofe. De la Real Orden lo digo a V.E. para su inteligencia y cumplimiento.

     Publicada en dicho Supremo Tribunal la antecedente Real Orden, acordó el cumplimiento de lo mandado por S.M. en ella y que se comunique a la Sala de Alcaldes de la Real Casa y Corte, Chancillerías y alcaldes  mayores del reino, á los M.RR. arzobispos, RR obispos y demás prelados con jurisdicción veré nullius.

     En su consecuencia le participo á V.E. de su orden al efecto expresado, y que al propio fin la circule á las Justicias de los pueblos de su distrito, dándome aviso de recibo de  ésta.  Dios os Guarde á V.E. muchos años. Madrid 28 de octubre de 1830. Excmo. Sr. D. Manuel Abad. Excmo. Asistente de la ciudad de Sevilla.

     Lo que traslado á VV. para su inteligencia y cumplimiento en la parte que le toca.

     Dios guarde á VV. muchos años. Sevilla 20 de noviembre de 1830.

Fdo. José Manuel Arjona.


Sres. Justicia de la Villa de Alcalá.



1 Comentar:

Anónimo dijo...

La ETA le envió paquetes- bomba a los Magistrados de la AN, Sres. Mateo y Jiménez Alfaro......

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...