.

.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Hoja Parroquial NOJ (II)

Hace una promesa a San Toribio de Mogrovejo ¡y desaparece la aplicación Minerva-NOJ de su PC!

   Según informa la cotorra oficial de los Juzgados, el pío tramitador Ceferino Bonilla el pasado día 15 de julio, víspera del inicio de su período vacacional, y angustiado por el funcionamiento de la nueva aplicación informática Minerva-NOJ sufrió un colapso nervioso. En concreto intentó tirar por la ventana el PC donde en ese momento tomaba declaración a un detenido, a este mismo y a los policías que lo custodiaban, todo ello al grito de ¡me cago en el padre de la Minerva! Parece ser que el acontecimiento no sorprendió en exceso a sus compañeros, que afirmaron que llevaba varios días mascullando frases inconexas y dándose cabezazos contra el escritorio.  

     Tras estos sucesos,  el susodicho se dirigió al convento de las Madres Funcionarias de Clases Pasivas donde se custodia una imagen de San Toribio, patrón y protector del gremio de los callistas, ante la cual hizo solemne promesa de patear un cacho del Camino de Santiago.  A cambio de ello el beatifico varón debía   fulminar a la paganaza de la Minerva esa. Para dar más peso a la transacción milagrera, se comprometió a realizar la romería acarreando en un saco el sumario más gordo que encontrara en los archivos.

   Un alto en el camino: Ceferino
pelando la pava con una mozuela

 Preguntado sí la trocha jacobea elegida fue el Ramal Navarro del Camino Francés, la Variante del Maestrazgo, la Vía Mozárabe o la Ruta del Queso de Tetilla, manifestó que ¡que mozalbete ni que niño muerto! Váyase Vd. a las afueras de cualquier ciudad y elija el primer sendero, vereda o camino de cabras que encuentre. Le apuesto dos trienios y una caja de puros a que la autoridad competente ha decidido que aquello constituye una milenaria variante del caminito de marras y lo ha señalado convenientemente. Además, ¿se imagina lo que tiene que ser andar  por el tramo más conocido en estos días? Como estar en la cola del INEM, seguro.

     Una vez cumplido sus votos camineros y tras reincorporarse a su puesto de trabajo se produjo el fenómeno: en vez de aparecer en la pantalla del ordenador la figura de la diosa romana de la sabiduría surgió… ¡Don Pelayo!  Eso fue en la primera jornada; en las sucesivas se alternaba el vencedor de la batalla de Covadonga con Agustina de Aragón, Sancho Panza o el caballo del General Espartero. Ahora en vez de volverme gilipollas con fases, subesquemas, tramitaciones guiadas y demás zarandajas de Satanás, cuando necesito un trámite concreto introduzco en el buscador  frases del tipo "non plus ultra", "vivan las caenas" o "no mandé mis naves a luchar contra los elementos"… y ¡zas! ya tengo el documento que necesito, declaró un alborozado Ceferino.

    El Boletín NOJ, publicado por el Ministerio a través de la editorial  Mira-que-ombligo-tengo,  comenta al respecto en su último número que todo esto constituye una maniobra más de distracción de la caverna judicial, que no ceja en su oposición a la modernización de la Administración de Justicia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...