.

.

domingo, 17 de mayo de 2009

¡Al abordaje!


Madrid. (EUROPA PRESS).- El petrolero español 'Marqués de la Ensenada', que forma parte de la operación Atalanta para la lucha contra la piratería, llegó esta mañana al Puerto de Mombasa, en Kenia, para hacer entrega a las autoridades kenianas de los trece piratas que fueron detenidos por el navío español días atrás, informaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Defensa.


De este modo, se pone fin a toda un episodio que ha pasado por diferentes situaciones, ya que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu primero ordenó la prisión provisional de los piratas y su traslado a España, pero, posteriormente rectificó, y dictó su libertad.
El Gobierno solicitó a la Abogacía del Estado que se personase para recurrir al auto que ordenaba la puesta en libertad y pidió a la Fiscalía que lo hiciese. La Abogacía solicitó entonces su personación como acusación en la causa, así como que los detenidos fueran entregados a Kenia para que sean juzgados en el país africano.
Finalmente, el pasado lunes Andreu dictó una providencia en la que aclaraba al Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) que el auto en el que decretó la libertad de los corsarios no impedía su traslado al país africano.

Crónica urgente de nuestro corresponsal en África Oriental.

El bar en el que me he citado con un miembro de la tripulación del "Marqués de la Ensenada" se llama Tarzán Matatu (Casa Manolo, en Swahili) y esta situado en la caótica e inmensa zona portuaria de Mombasa. Mientras espero, disfruto de un bistec de búfalo macerado acompañado de una cerveza local, llamada Senator en honor del (ahora) presidente Obama, cuyos ancestros al parecer son de un barrio de por aquí. Hace un calor pegajoso y unas moscardas del tamaño y voracidad similar a los de un buitre no paran de dar vueltas sobre mi cabeza. Por otra parte, estoy en Kenya pero quitando el detalle de que todos los tíos que hay a mi alrededor son negros, el local es igualito a un bar de carretera que hay justo antes de llegar a Albacete.

Finalmente veo entrar a un tío chaparro vestido de blanco, el cual tras mirar a su alrededor, se dirige con decisión hacía la mesa donde me encuentro . Tras las presentaciones de rigor y pedirse un copazo, damos comienzo a la entrevista.

Sargento Palomeque ¿nos podría contar brevemente como fue la captura de los corsarios? ¿al alba con fuerte viento de levante? ¿quizás al atardecer y soplando una leve brisa meona?
Pues verá Vd, parece ser que el marinero Franklin José, un tío pequeñajo de Cochabamba pero con un par de cojones como melones de Villaconejos y al que llaman el Chuck Norris, se encontraba en la cubierta de proa haciendo la colada de su ropa interior cuando vio una chalupa con 12 ó 13 tíos apelotonados dentro que le llamó la atención. Tenga Vd. en cuenta que por aquí todo el mundo anda en barco de un lado para otro, así que no resulta nada fácil discernir quien es un pirata o un pescador de atunes.

¿Qué detalles fueron los que les delataron?
Como le iba diciendo el marinero Francklin les observó a través de los prismáticos y le dijo al Teniente de Guardia que uno de los fulanos de la embarcación era tuerto y llevaba un parche en el ojo, otro tenía una pata de palo y un tercero se tapaba la cabezota con un pañuelo de lunares además de llevar un loro en el hombro... ¡ah! y todos llevaban un sable entre los diente. Así que se formó zafarrancho de combate: antes de que se dieran cuenta les habíamos metido el antiaéreo de 30 mm delante de las narices y se cagaron patas abajo.

Dicho así parece fácil.
¿Fácil? oiga amigo, Vds. los civiles ven en la tele a unos negros escuchimizados con cara de muertos de hambre y camisetas del Barsa y se creen que son unas hippies, pero a estos tíos asilvestrados les importa una mierda todo y llevaban artillería suficiente para hundir el Titanic.

Bueno, y entonces empezaron los problemas jurídico-legales.
Efectivamente, el juez y el fiscal empezaron a darse patadas... en nuestros culos. Y el capitán jurando en arameo y elucubrando con la idea de encargarle a un primo que tiene al mando de un destructor, que surcara el Manzanares aguas arriba y dejara la Audiencia Nacional hecha un solar

¿No recibieron ninguna indicación por parte del Ministerio de Defensa?
El capitán nos contó que había recibido un SMS de la Ministra diciéndole que estaba a la espera de que la Cadena Ser o La Cuatro le hicieran un hueco para dar una rueda de prensa. Según me ha contado un cuñado oficinista que tengo en el Ministerio, lo que ocurría también era que la Señora Chacón estaba empeñada en ofrecer el comunicado en la cubierta de un portaaviones y rodeada de generales y almirantes. El problema es que los actuales uniformes son muy sosos y no dan bien en la televisión, así que estaban pendientes de que Zerolo diseñara unos nuevos. La idea es que se parezcan a los de las guerras napoleónicas, ya sabe, con muchos colorines, charreteras doradas, penachos de plumas y cosas así.

Háblenos ahora de las relaciones humanas establecidas entre tripulación y piratosos.
No quiero engañarle; faltó un pelo para que se produjera un motín. El primer problema fue el de la comida. Resulta que el cocinero se negó a preparar menús distintos para los negros y como estos no pueden comer haluffo, ¡hala! fuera el chorizo y la morcilla de las lentejas. Luego los tíos, aprovechándose de nuestro desconocimiento de las costumbres locales, empezaron a tomarnos el pelo. Uno decía que practicaba un islamismo rigorista que sólo le permite comer langostinos, otro decía que el Corán que se usa en su pueblo tiene una disposición adicional que exceptúa el jamón serrano de la prohibición cerduna y le obliga a tomarlo cinco veces al día... y así todos. Luego, como según el Sr. Juez estaban en libertad, no se les podía obligar a nada. Así que se pasaban el día tumbados en las hamacas de la cubierta de estribor, como un montón de jubilados del Inserso en un crucero, a la sombrita y tomando cerveza bien fresquita; soltando risitas, haciendo comentarios sarcàsticos y lanzando las cabezas chupadas de los langostinos mientras la marinería sudaba la gota gorda fregando y sacando brillo a...

¡Oiga!, un momento... ¿bebiendo cervezas? ¿El Islam no prohibe tomar alcohol?
Pues será el de la mierda de cerveza keniata que se está Vd. tomando... la Mahou se la tragaban como sí fuera agua. Como le iba diciendo la cosa se fue calentando hasta el día en que la radiotelegrafista Carmela y la subteniente Cañete (que, dicho sea con todos los respetos, no son Elsa Pataki precisamente) se pusieron a practicar sus habituales ejercicios físicos. Le aseguro que no se trataba de aerobic, ni danza del vientre, ni nada de eso, sino de levantar pesas, con dos cojones, y que ambas llevaban unos chandals de lo mas púdicos. Pero, claro, estos tíos la única carne que han visto en su vida son trozos de cordero en un plato acompañados de cuscus. Tendría que Vd. que verlos pegar brincos y aullar como coyotes a la luz de la luna. Tuvimos que recurrir a los gases lacrimógenos y las mangueras de agua a presión para hacerles volver a un estado semiracional. Se habló de pasarlos por la quilla.

Hablando de sexo... ¿hace un par de años no se armó un buen escándalo por el rodaje de una película pornográfica en el Marqués de la Ensenada? Si no recuerdo mal se llegó a colgarla en youtube y los responsables fueron expulsados del ejército.
Cierto. El guión cojeaba un poco, pero tenía unos encuadres magníficos y un travelling final que ponía los pelos de punta. Los de los espectadores, quiero decir. Por cierto, es una pena que el rodaje no se hubiera llevado acabo estos días atrás; ¿ha visto Vd alguna película de Nacho Vidal?

No, aunque he oído decir que tiene un enorme talento.
¿Talento?... pues tendría Vd. que ver a esos negros. A su lado, el Vidal ese... ¡un eunuco!

Interrumpimos en este momento la entrevista. Parece que el búfalo no estaba suficientemente macerado y ha vuelto a la vida en el interior de mis tripas. Corro raudo al fondo del local, a la derecha.

Mombasa, 17 de mayo de 2009

4 Comentar:

Funcionario's blog dijo...

Sois unos putos genios. ¡Qué gran entrada!

PD. En mi amplia filmografía pornográfica no recuerdo ninguna película en ese barco. ¿Sabéis el nombre?

IN DUBIO PRO REO dijo...

Lo primero... nos abrumas con tus finos elogios.

Sentimos decirte que ignoramos el nombre del film, pero suponemos que siguiendo la rica tradición del género (y teniendo en cuenta el juego que dan los términos naúticos) podría llamarse algo así como "El Marqués de la empalmada", "Entre los trinquetes... un polvete", "¡A toda verga!...

En una Web se la denomina "Desmadre en el Marquesito", aunque sentimos decirte que los enlaces (y de otras)no funcionan.

Saludos.

Edu dijo...

Ay, si la SGAE cogiera a esos piratillas..... se haría con ellos una sede de palacio y chalecito que no veas.

Muy buena la foto de vacaciones en el mar.

Anónimo dijo...

Como pornófilo de toda la vida, tengo entendido que no llegaron a bautizarla.
De todas formas cuento con una copia pirata que me proporcionó Teddy Bautista y tampoco es para tanto. Viene a ser El Código da Vinci de las películas para adultos (pornográficas quiero decir) y gracias al eco mediático alcanzó una notoriedad que no se correspondía con la mediocridad de sus escenas.
Nuestro grupo de crítica le puso un cinco (por el...)raspado, más por el empeño que por el desempeño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...