.

.

martes, 10 de abril de 2018

Chucrut


     

     Esta mañana, tras la breve liturgia del cafelito de media mañana, tuve el capricho de comer berza y, a los efectos de adquirir un ejemplar de tal suculenta hortaliza, encaminé mis pasos a una afamada verdulería,  próxima al edificio de los juzgados.

     Dada la hora matinal, me dispuse pacientemente a esperar turno tras un batallón de damas otoñales que no cejaban en dirigirme, supongo que por mi porte de gran seductor, unas miradas intolerables que provocaron que me ruborizara como una novicia.

     Avanzaba la cola con parsimonia mientras involuntariamente me ponía al día de los chismes locales, nacionales, internacionales e interplanetarios que tienen en vilo a la opinión pública cuando, sorpresivamente,  la señora que tenía delante se dio la vuelta y me pregunto “Oiga, joven, Vd. que trabaja en los tribunales ¿qué opinión le merece la decisión del Schleswig-Holsteinisches Oberlandesgericht erlässt Auslieferungshaftbefehl?”.

     Se hizo un silencio catedralicio en el local y me vi rodeado por un círculo de curiosas caras maquilladas con brocha de las gordas; juraría que hasta las coliflores, boniatos, rábanos, alcachofas y cucurbitáceas se mostraban expectantes.

     ¡Zambomba!... en principio pensé, no sin sorpresa, que aquella comadre me inquiría sobre el último hit de alguna banda de trash metal teutónico, si bien no encontraba la conexión entre el mundillo musical del bramido de la bestia y  el riff guitarrero imitando a un martilló pilón con los juzgados,  salvo que los técnicos del grupo se hubieran pasado un pelín con la pirotecnia final del show y enviado a las tres primeras filas de espectadores directamente al banquete del Valhalla… con la consiguiente apertura de diligencias.

     ¡Achtung!... ¿Schleswig-Holstein? ¿no es el estado federado alemán donde le han echado el guante al  kaiser Puigdemont? Alegando que tenía una cita urgente en el Tribunal Supremo, abracé con fuerza mi berza y salí de allí pitando.



       Lo sucedido me ha hecho reflexionar y tomar dos importantes decisiones: Lo primero, escribir una crónica sobre el asunto Schleswig-Holsteinisches Oberlandesgericht erlässt Auslieferungshaftbefehl gegen Carles Puigdemont wegen Veruntreuung und setzt den Vollzug des Auslieferungshaftbefehls aus y,  en segundo lugar, en vez de preparar un puchero gallego con la berza recién adquirida proponer a mi señora (siempre abierta a nuevas y excitantes experiencias)  cocinar un chucrut y acompañarlo de unos arenques ahumados; todo ello regado con un schnaps, para entrar en situación.

Continuará.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...