.

.

lunes, 1 de marzo de 2010

Chuletas de nudillo.


Como los seguidores de los antiguos seriales radiofónicos o las novelas por entregas esperamos ansiosos el próximo número del apasionante folletín gubernamental sobre la criogenización funcionarial. Si aquellos terminaban abruptamente el capítulo dejando al oyente o lector con la zozobra de saber si el héroe llegaría a tiempo de salvar a la huerfanita de ser devorada por una manada de hienas hambrientas o sobrecogidos al desvelarse que el apuesto Rodolfo es hijo del primo segundo de la Condesa D´Chiesa, nos hemos quedado con la inquietud de conocer sí la Sra. Salgado de los Vientos, a la sazón Vicejefaza de la Mortadela y otras viandas y el Secretario de Estado de asuntos charcuteros se dirigen la palabra o se dedican a tocar el ukelele y a jugar al escondite por los pasillos del Ministerio. Recapitulemos.


Capítulo Primero: Solemne declaración de la Vicepresidenta de los Encurtidos afirmando que el embutido de los empleados públicos no se toca. Eso sí, hay que reconocer que soltó un inquietante y gaseoso “por el momento” que nos provocó una cierta rigidez en el occipucio.  

Capítulo Segundo: Mister Ocaña, Secretario Chacinero y segundo de abordo, en vez de cortar jamón en finas lonchas se dedica a abrir melones. ¡Alarma e inquietud entre los empleados públicos de salazones y conservas! Ya no se está hablando de congelar el salami, sino de introducir a los que embuten las salchichas en nitrogeno líquido...  como a los espermatozoides. ¡A comer Chopped de lata!

Capítulo Tercero: Pocas horas después de estos sucesos, salida en tromba de la Virreina Del Botillo Sra. de La Vega, el ViceManolo  Zampone Di Modena y la ya mencionada Viceministra del Lomo Embuchado desautorizando al catador de cucurbitaceas y profeta del fiambre refrigerado. 

 ¿Y mañana?... ¡Que les den morcillas!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...